Edomex. ¿La alternancia puede esperar? - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Edomex. ¿La alternancia puede esperar? | La Crónica de Hoy

Edomex. ¿La alternancia puede esperar?

Juan Manuel Asai

Estamos a la mitad de una semana decisiva para la elección del gobernador del Estado de México. Ya comenzaron a conocerse noticias de alto impacto, como el registro de la coalición que encabezará el PRI. La candidata de Morena ya inició de manera formal sus acciones de proselitismo con la presencia de López Obrador, que amaga con cambiarse a vivir al estado y, sobre todo, la decisión de PRD y PAN de ir separados, cada uno por su lado, lo que supone un cambio radical en las condiciones de la competencia. Vayamos por partes.

El PRI puede decir el nombre de su candidato sin la presión de una alianza electoral PAN-PRD y acaso vincular el destape mexiquense con la carrera presidencial del 2018. Como están hoy las cosas, si Alfredo del Mazo es el candidato, querrá decir que las posibilidades de Eruviel Ávila de obtener la candidatura presidencial se reducen a su mínima expresión. No desaparecen, pero se alejan. Del Mazo y Eruviel no quedaron bien, era imposible, hace seis años. Son de grupos políticos diferentes y eso podría derivar en que el gobernador se cruzara de brazos en la campaña. 

Si por el contrario, el candidato es Carlos Iriarte, que amanece este miércoles como favorito, querrá decir que se escuchó la voz de Eruviel, que el gobernador sigue entre los posibles para el 2018 y, en consecuencia, hará todo lo que pueda para contribuir al triunfo de uno de los suyos, un cuadro tricolor que por  cierto pinta para las grandes ligas. Ana Lilia Herrera, que es la actual titular de Educación de la entidad, se perfila como una opción intermedia, pero sería un riesgo, pues Iriarte es un dirigente con ascendencia y el apellido Del Mazo es una marca conocida en la entidad. Todavía hoy no se debe descartar a Ernesto Nemer, que sigue muy activo. 

 

Lo importante es ganar

Es obvio que la decisión recaerá en Enrique Peña, encargado de decir las palabras mayores. Pero escuchará a Eruviel y a Videgaray, que conoce muy bien el Edomex. Lo que quiere Peña es alguien que le asegure el triunfo y le quite problemas de su escritorio. El PRI tiene una estructura territorial enorme, tiene el gobierno estatal y tiene una coalición. Yo digo que arranca la recta final del proceso con buenas posibilidades de quedarse en el Palacio de Gobierno de Toluca. En el  Edomex, la alternancia puede esperar. Una pregunta falta por responder: ¿Qué papel le dejarán jugar a Enrique Ochoa?  

En el PAN la carta fuerte es Josefina Vázquez Mota, que es muy conocida y tiene buenos números. Se ha puesto sus moños y con razón. No quiere que le pase lo del 2012, que ganó la candidatura panista y los propios panistas la dejaron morir sola. En el PRD, otra vez el jaloneo de las tribus ha marcado el rumbo. La tribu dominante en la entidad, la de Héctor Bautista, fue un dique para las posibilidades de concretar una alianza y, de hecho, tiene un candidato propio que ni siquiera es Alejandro Encinas, sino el coordinador de los diputados del PRD en el Congreso local.

Al final, pero no al último, está la candidata de Morena, Delfina Gómez, que fue alcaldesa de Texcoco y que tiene capacidad de meterse en la pelea. López Obrador hará campaña con ella, lo que le garantiza cobertura mediática. Morena no tiene una estructura territorial importante y eso puede inhibir su triunfo, pero sí tiene capacidad de hacer ruido. Lo hará.


jasaicamacho@yahoo.com
@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios