Nacional

Respaldan legisladores al canciller: “México no puede dar ni un paso atrás”

El presidente del Congreso mexicano, el panista Javier Bolaños, reconoció que “por supuesto es una alternativa para México levantarse de la mesa y no aceptar condiciones que no le favorezcan”, en la próxima renegociación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá: “México no puede dar ni un solo paso atrás en los beneficios alcanzados a través de ese mecanismo”, subrayó.

De ese modo, el también presidente de la Cámara de Diputados respaldó la postura del canciller Luis Videgaray, quien advirtió que México podría abandonar el TLC si las condiciones no le favorecen: “Cualquier circunstancia que tenga que ver con perjudicar los intereses de los mexicanos, es inadmisible”, subrayó.

Dejó claro que así como hay un interés fundamental de los intereses que tiene México allá, también Estados Unidos tienen muchos aquí, que se pueden revisar en todo caso y, “nos parece que la buena vecindad se construye de ida y vuelta”.

En entrevista concedida en el marco de la reunión plenaria de la diputación federal del PAN, celebrada en las instalaciones del propio partido, Bolaños rechazó que el TLC haya fracasado:

“Más bien me parece que  la nueva administración del presidente Donald Trump está viendo en qué marco se ha desarrollado el TLC, cuáles han sido los beneficios para Estados Unidos, y cuáles las normas que rigen las relaciones entre los tres países”, apuntó.

Javier Bolaños resaltó la pertinencia de encuentros como el que sostendrán el próximo 381 de este mes los presidentes Enrique Peña Nieto y Donald Trump, para que después “encontremos mensajes bien claros de energía, de una posición digna, de una posición fuerte y, sobre todo también, que no deje margen a chantajes ni a amenazas”.

Advirtió que es inadmisible que se asuma una posición que permita siquiera pensar que México pueda perder lo que ha ganado o que retroceda en donde actualmente se encuentra: “Esto sería un fracaso total y absolutamente”, alertó.

Insistió en que México no puede permitirse dar ni un paso atrás: “Si la  postura es revisar un tratado que se firmó hace ya muchos años en condiciones muy diferentes a las que existen ahora, y esa revisión y esa adecuación puede mejorar las condiciones del país, entonces creo que vamos bien”.

Bolaños reconoció que el presidente Peña Nieto definió con toda claridad, el pasado lunes, la necesidad de la unidad nacional en esta nueva circunstancia, y subrayó la necesidad de construir políticas de Estado, más allá de cualquier otra diferencia o posición ideológica que se puedan tener.

Imprimir