Mundo

Líderes de la Celac rechazan política proteccionista de EU

Mandatarios captados ayer antes del inicio de la V Cumbre de la Celac.

Los líderes reunidos en la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), expresaron ayer su rechazo a la política proteccionista y al cierre de fronteras ordenada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a periodistas el canciller chileno, Haroldo Muñoz.

El ministro chileno de Exteriores, que encabeza la representación de su país en la cumbre tras la cancelación del viaje de la presidenta Michelle Bachelet, dijo que la Celac defiende un “compromiso con la apertura al mundo y la integración”.

La V Cumbre de la Celac, que concluyó ayer con el traspaso de República Dominicana a El Salvador de la presidencia temporal del organismo, se celebró a menos de una semana de la llegada de Trump al poder en EU, lo que ha generado gran incertidumbre en la región.

PRESIONES. “Ante las presiones proteccionistas que están emergiendo”, Muñoz dijo que en esta cumbre hay “una concertación de posturas en favor de la integración, de la apertura, de la preservación de los avances que se han hecho en materia de libre comercio”.

Interrogado sobre la postura regional ante la retirada de EU del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), Muñoz dijo que este asunto no se tocó en la cumbre porque solo son tres países (Chile, Perú y México) los que firmaron ese acuerdo.

El canciller chileno aseguró que en la cumbre también se trató la necesidad de “avanzar hacia una migración que contemple derechos y deberes”.

DESAFÍO. Los líderes de la Celac se pronunciaron además ante el desafío del cambio climático y “la necesidad de tener en cuenta que es una prioridad para todos”, según Muñoz.

Asimismo, el canciller chileno destacó que también hubo “un cierto acuerdo en centrarnos en los desafíos reales” y no traer a la Celac temas que dividen “porque eso va a debilitar a este órgano de concertación política”.

En el encuentro, también exigieron a EU la devolución a Cuba de la base militar estadunidense de Guantánamo y el fin, “sin condicionamientos”, del bloqueo económico a la isla.

Imprimir