La era Trump - Luis David Fernández Araya | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

No hay mayor oportunidad para los cambios que los retos históricos. Lo que vivimos se inscribe en las áreas para mejorar o perecer. Gobernar en tiempos de incertidumbre debe de ser una manera de entender cómo han cambiado las cosas. La llegada de Trump como presidente tiene diversas aristas, permeadas de un peso relevante de incertidumbre. Hoy ningún analista, economista o politólogo se podría aventurar a decirnos qué nos espera con esta administración.

Parte de la estrategia de Trump ha sido la amenaza, sin decir con claridad cuándo o cómo le va a hacer para cumplirla, me refiero a lo que pasará con el TLC, su política migratoria, las medidas arancelarias, es decir, su relación con México y el mundo.

Se ha dicho que este periodo histórico que estamos viviendo medirá la capacidad de México de fortalecerse, “que México volteé a ver a México”, además de ello veremos de qué están hechos nuestros representantes, capacidad de explicarle el por qué a los Estados Unidos les conviene un vecino fuerte, capacidad de hablarnos de tú, capacidad de explicarles que al final, con o sin ellos México está llamado a su fortalecimiento.

Existe incertidumbre sobre las medidas en la política comercial que asumirá con tintes de neonacionalismo y no porque esto último sea malo, sino porque estamos ante un presidente que por ignorancia o estrategia no ha dejado ver con claridad por dónde van sus propuestas, ha sido ambiguo con las fechas, un día dice que el dólar fuerte no conviene a los EU y sin embargo hace lo contrario para que esto no suceda. Estamos viendo una política llena de incertidumbre, que bien se puede comparar al comportamiento que ha tenido nuestra moneda: errática.

No sólo estamos ante el cambio de rumbo económico del país más poderoso, ante el probable cambio y fin de la globalización, pero opciones existen, lo que no debemos de permitir es que nos invada el miedo por encima de la incertidumbre.

No estoy diciendo que debemos acostumbrarnos a ello, a esta forma de hacer política de 140 caracteres, donde el actual mandatario un día se lanza contra la prensa y el otro contra las protestas, ese no es el problema, el problema es que no estábamos preparados –sociedad y gobierno- a negociar con alguien que ha encontró en el discurso del miedo la forma de hacer política y que lo hizo ganar; el verdadero peligro no es si cumple o no con sus promesas de campaña, el riesgo, lo relevante es que no estemos preparados, que no hayamos entendido lo que significa gobernar en medio de la incertidumbre, en la era de Trump.

twitter: @luisdavfer

 

Imprimir

Comentarios