Seguro de desempleo, reinserción laboral

Ulises Labrador Hernández

Aunque nuestra Constitución, en sus artículos 1, 5, 25, 26 y 123, reconoce al trabajo como un derecho humano, establece que toda persona tiene derecho a un trabajo digno y útil y señala la obligación del Estado de fomentar el empleo, falta mucho para garantizar que esto sea una realidad a lo largo y ancho del territorio nacional.

El trabajo es una condición sine qua non para darle estabilidad, seguridad y viabilidad a las familias, sin él, sencillamente, no hay futuro.

Por esa importancia vital que tiene el trabajo, el Gobierno de la Ciudad de México diseñó el Seguro de Dese­mpleo, una política pública de alto contenido social para atender la necesidad inusitada de las personas que, por distintas razones, pierden coyunturalmente su empleo.

Es un sistema de protección social de carácter tutelar, universal y solidario, pionero y único en el país. Brinda tres beneficios esenciales: apoyo económico por seis meses, equivalente a 30 veces la Unidad de Cuenta de la CDMX; capacitación y mejora de competencias laborales, y coadyuva a la reincorporación laboral, según el perfil de la persona.

Fue creado para atender la falta de empleo temporal, su principal aportación es garantizar ingresos que permitan estabilidad, búsqueda de empleo y reincorporación pronta al mercado laboral, con mayores fortalezas y en condiciones favorables.

Gracias al impulso que le ha dado a este programa Amalia García, actual secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX, en 2017 atenderá a una población sin precedente de más de 50 mil personas, cerca del 50% de la población ubicada en el supuesto de desocupación en la CDMX en el sector formal.

En América Latina sólo siete países cuentan con un seguro de desempleo, Paraguay fue el último que lo introdujo en 2014, el más antiguo es Uruguay y data de 1934. Sin embargo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en países de Europa existen los sistemas más eficientes de seguro de desempleo.

Aquí, en la Ciudad de México, para el jefe de gobierno, doctor Miguel Ángel Mancera, este seguro es una política social prioritaria en beneficio de los capitalinos.

El Seguro de Desempleo representa una política pública relevante para las familias y necesaria para coadyuvar al difícil proceso de reinserción laboral de la población deso­cupada, sería de gran ayuda elevarlo a rango constitucional para que alcanzara a la mayoría de los mexicanos en toda la República.

Imprimir

Comentarios

Columnas anteriores