¿De cuál frontera habla Trump?

Leopoldo Mendívil

PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO:

+Desconfianza y cautela son

los padres de la seguridad

Benjamín Franklin

 

Mi primera reacción de antenoche cuando supe del tuit de Trump sobre la construcción de su muro, fue considerar que la presencia de usted en Washington se había quedado sin objetivo al imponer el güerito su voluntad dictatorial de la forma grosera que acostumbra. 

Pero ayer debí reconsiderar el asunto luego de mirar a nuestro país en un mapa, pegado al de Trump, e imaginar la línea que demarca nuestros mares territoriales y nuestro territorio nacional… Me refiero, presidente, a esa línea invisible que determina una más de las necesidades vueltas obligaciones del gobierno estadunidense de mantener también los mares y las tierras mexicanos integrados a su espacio de seguridad nacional hacia el sur, como también hacia el norte debe proteger la enormidad territorial y marítima del Canadá…

Creo, pues, que usted haría un importante servicio a nuestros vecinos del norte si intenta arreglarle la brújula a su nuevo presidente, preguntándole cuál de nuestras dos fronteras es la que pretende amurallar, si la del norte, colindante con su país, o la del sur, que nos conecta con Centroamérica…

Para los Estados Unidos, como primera potencia militar y económica mundial, su valor principal es y será la seguridad nacional. Los problemas que Trump considera responsabilidad fronteriza de su vecino del sur, claro que cuentan y más si en realidad vinieran del norte, pero ni unidos todos superan a los que pudieran dañar la seguridad nacional del país y ahí resulta que la otra frontera mexicana, mucho más pequeña, implica peligros supremamente mayores si se pierde su control. Como usted, presidente Peña, lo sabe.

Si esta realidad es una de las tantas cuestiones políticas que Trump ignora, hasta en beneficio de nuestro propio país es necesario concientizarlo al respecto. No se trata solo de los grupos sud y centroamericanos que migran por nuestro territorio hacia el sueño americano, pero controlados en buena medida por México. Si tal control concluyera, esos grupos se volverían tsunamis humanos entre los que pudieran perderse individuos de otras  latitudes para cumplir misiones terroristas al norte del Río Bravo…

Descuido de tal magnitud, Estados Unidos no podría perdonarle a ninguno de sus presidentes y Trump no quiere ser solo uno más, sino el mejor…

… Pero trae la brújula descompuesta y solo usted se la puede arreglar.  

¿ES FACULTAD DEL IFETEL…

… dictar reglas constitucionales? Vaya lío en el que se metieron los consejeros del Instituto Federal de Telecomunicaciones, porque a eso sonó querer que los comunicadores informen a la audiencia cuándo informan y cuándo opinan…Por eso les ha ido como a Trump con sus puntadas de Lineamientos Generales sobre la Defensa de las Audiencias de los medios de comunicación electrónicos, para garantizarles sus derechos de información, expresión y recepción de contenidos y lo que ganaron fue un buen pleito  con la industria de la radio y la televisión pero ahora no saben cómo desfacer su entuerto… La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que la libertad de expresión tiene tres dimensiones a ser manejadas por los comunicadores… 1. Recibir informaciones y opiniones; 2. Difundirlas y 3. Sin limitación de fronteras… Lo del Ifetel es pura extralimitación para controlar a los medios y eso podrá lograrlo, sí, pero cuando nuestra Constitución autodecida que el Ifetel la sustituya y eso.., ¿saben ustedes cuándo?

 

Internet,  m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Imprimir

Comentarios