El viaje y el muro

Pepe Grillo

El viaje y el muro

Será una decisión colegiada.

La decisión de ir o no ir a Washington en las circunstancias actuales se tomará después de consultar con la Conferencia Nacional de Gobernadores y con los líderes del Congreso.

El objetivo es construir un frente político unido, sin fisuras, para encarar los desafíos planteados por el arranque del gobierno de Donald Trump.

La defensa de los connacionales en territorio norteamericano es hoy la prioridad. Ningún migrante mexicano que lo requiera se quedará sin defensa.

Las órdenes ejecutivas de Trump para construir el muro, y además amagar con que México lo pague, son un agravio para un país como México que prefiere edificar puentes.

 

Reclama que algo queda

Trump es igual, pero no es el mismo.

La presencia en Washington de una delegación mexicana consiguió que el presidente de Estados Unidos incluyera en su exposición de motivos que el muro servirá a México para evitar el flujo de armas de norte a sur, y que ayudará a desmantelar a los cárteles de las drogas.

El mensaje consistente de México ha sido que la cooperación es la mejor fórmula para resolver la problemática común. Ya veremos si alguien en la Casa Blanca lo escucha.

 

En lo oscurito

López Obrador es un hipócrita o negoció en lo oscurito.

Ése fue el duro mensaje que lanzó el ex presidente Felipe Calderón, una vez que se conoció el fichaje de Esteban Moctezuma para el equipo del tabasqueño.

El panista recordó que Moctezuma es integrante destacado de lo que El Peje denomina “mafia del poder”, a pesar de lo cual ya es encargado del área de política social de su equipo rumbo al 2018.

El nombramiento ha sacado urticaria en diversos frentes, incluso entre los seguidores de AMLO, que no aciertan a justificarlo con claridad.

Entre tanto, Ricardo Salinas sonríe.

 

Cuesta arriba

Si las victorias no llegan, permanecer al mando será complicado.

Alejandra Barrales, dirigente nacional del PRD, encabeza la lista de perdedores por la malograda intentona de una coalición PRD-PAN en el Estado de México.

Tampoco irán juntos en Coahuila, donde el sol azteca es testimonial, de manera que sólo le queda prendida la velita de Nayarit, que no es despreciable, y algunas alcaldías en Veracruz, siempre y cuando ahí sí se consoliden las alianzas.

El 2017 puede ser un año muy largo para el PRD, que está en vías de rehacerse, pero si las victorias no llegan la esperanza se desvanece.

pepegrillocronica@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios