Un movimiento global por las mujeres - Diva Hadamira Gastélum | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Un movimiento global por las mujeres | La Crónica de Hoy

Un movimiento global por las mujeres

Diva Hadamira Gastélum

No es noticia que Donald Trump es profundamente impopular en su país, ni siquiera es un “hecho alternativo”, toda vez que perdió el voto popular con una diferencia de casi tres millones de votos.

En este sentido, no es extraño que la “Marcha de Mujeres” haya sido un éxito a nivel mundial, entre 3.2 y 4.7 millones de personas salieron a las calles de los Estados Unidos en un evento multitudinario al día siguiente de su juramento como presidente número 45 de los Estados Unidos de América.

Organizada por womensmarch.com, organización comprometida con la igualdad, diversidad e inclusión, salieron a las calles a elevar su voz para no dar un paso atrás en el respeto y reconocimiento de los derechos de las mujeres, de las comunidades y sobre todo las y los migrantes.

Uno de sus lemas fue “Los Derechos de las Mujeres son Derechos Humanos”, frase consolidada por la Declaración de Viena de Derechos Humanos de 1993 y popularizada en el discurso de la entonces primera dama de Estados unidos, Hillary Clinton, en 1995, en el marco de la publicación de la Plataforma de acción de Beijing.

Fueron las mismas organizadoras que dejaron ver que no se trataba de un movimiento “anti Trump”, sino de reivindicar la agenda de las mujeres a la llegada del empresario a la Casa Blanca. No debemos olvidar que Donald Trump se ha caracterizado además de muchas otras cosas, de cosificar y minimizar a las mujeres; incluso anteponiendo la posibilidad de erradicar los programas e iniciativas de empoderamiento de las mujeres del Departamento de Estado y re implementando la “Política de la Ciudad de México” que niega el apoyo a cualquier organización civil que provea de apoyo en materia de interrupción legal del embarazo.

De la misma forma, las organizadoras buscaban protestar la actitud del presidente, quien se ha referido de forma denigrante a personas con discapacidad, afroamericanos, latinos, musulmanes, ecologistas y hasta medios de comunicación; todos ellos grupos que no ven sus intereses reflejados por la retórica de la reciente administración estadunidense.

En ese sentido, la marcha ha estado alimentada por el rechazo a Donald Trump, pero busca llegar más allá de ese rechazo; busca consolidar la agenda de género en el panorama, a manera de que no se vea atacada por el presidente ni por el Congreso.

La agenda que la marcha presente es una de carácter progresivo: pro inmigración, pro derechos sexuales, pro diversidad, contra la brutalidad policial y por una reforma al sistema de justicia y ante todo por el reconocimiento de que la igualdad de género, misma que no puede ni debe concebirse sin estos principios.

Logramos ver que este movimiento no sólo fue en los Estados Unidos, sino a nivel mundial; de hecho en la Ciudad de México se realizó una marcha paralela. Mujeres y hombres salieron a las calles a manifestarse en apoyo a las mujeres migrantes mexicanas que residen actualmente en el país vecino.

Quizás uno de los elementos más distintivos de la marcha fue el tono de sus discursos, escuchamos un discurso de odio y diferencias, no obstante mujeres líderes de opinión, actrices, cantantes, académicas, entre otras convirtieron el discurso de odio en un discurso de amor, esperanza, solidaridad y unión; dejando claro en todo momento que las mujeres no permitirán dar un paso atrás a sus derechos humanos.

Es sin duda, un movimiento global de mujeres que no puede quedarse sólo en el discurso. Hoy, las mujeres tenemos un papel fundamental en la defensa de nuestros derechos, garantizando en todo momento la igualdad sustantiva. Por ello, tenemos la oportunidad de reivindicar el liderazgo femenino a través de estos movimientos.

Recordemos que en México el año pasado se vivió también una mega marcha “primavera violeta” en contra de la violencia feminicida.

En ese tenor desde el legislativo continuaremos trabajando para reformar leyes a manera de armonizarlas con la agenda de género, así como facilitar la implementación de políticas públicas con perspectiva de género.

Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Cámara de Senadores

@DivaGastelum

Imprimir

Comentarios