Mundo

McAllen pide a Trump no levante el muro “sin saber la realidad”

Trump pretende levantar el muro a lo largo de 2 mil kilómetros.

El alcalde de la ciudad texana de McAllen, Jim Darling, sin filiación política, aseguró ayer que levantar un muro en la frontera con México “no tiene mucho sentido”, por lo que invitó al presidente Donald Trump, impulsor de la idea, a que “baje a McAllen para firmar órdenes acertadas” y para buscar “soluciones reales” en materia de migración

Darling lamentó que “en Washington se toman decisiones que afectan muchísimo al territorio fronterizo sin saber la realidad que se vive aquí”, y aseguró que, en su opinión, la mejor manera de controlar la frontera es una combinación de vigilancia aérea, terrestre y acuática con tecnología para mejorar la eficiencia de la seguridad fronteriza.

Además, el alcalde de McAllen explicó que el objetivo de las ciudades limítrofes con México es lograr desarrollar económicamente el corredor fronterizo a ambos lados del río Bravo como método para frenar la migración ilegal, y no con un muro que, consideró, ahogaría a una de las regiones más pobres de EU.

Darling aseguró, por otro lado, que Trump debería gastar en incrementar la inversión en trabajadores sociales para atender a los menores no acompañados y a las familias que llegan cada día de forma ilegal a EU, en lugar de, como hizo el miércoles el mandatario, anunciar un aumento de 5 mil agentes para la Patrulla Fronteriza.

ELEVAN COSTOS. En su orden ejecutiva, Trump anunció que el costo de la construcción de un muro de unos 2,000 kilómetros en la frontera de EU con México sería de 12 mil millones de dólares. Pero ayer, los líderes republicanos del Congreso, Paul Ryan, y del Senado, Mitch McConnell, estimaron que en realidad el costo podría ascender 3 mil millones de dólares más, hasta 15 mil.

Ryan, en su día enemistado con Trump, evitó comentar si este gasto contribuirá a aumentar el déficit fiscal de EU, algo a lo que su mayoría en el Congreso opuesto durante los últimos años de gobierno de Obama. “Sentimos que tenemos la obligación de cumplir con los compromisos hechos durante la campaña electoral”, se limitó a asegurar Ryan.

 

Imprimir