La Esquina

No podía ser de otra manera. Ante la grosería y el delirio narcisista de Donald Trump, el presidente de México canceló una visita no deseada. En los hechos, hay una ofensiva en contra de nuestro país que no nos debe encontrar divididos. A la ira de Trump hay que responder con ideas, iniciativas y compromisos, a partir de la deliberación social. Frente a un adversario común, México sabrá unirse.

 

Imprimir

Comentarios