Emmanuel y Mijares piden unión y mandan a “la Trompada” al presidente de EU | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Emmanuel y Mijares piden unión y mandan a “la Trompada” al presidente de EU

Luego de tres años y medio juntos, Emmanuel y Mijares celebraron 38 presentaciones en el Auditorio Nacional. En su concierto de esta noche, El Rey Azul hizo una invitación muy particular a los 10 mil presentes, según organizadores, a través de la canción “Tengo mucho que aprender de ti”, además mandó un mensaje al presidente de EU, Donald Trump.

“Así como comienza este año, sería bueno ser mejores mexicanos para tener un mejor México y mandar a la Trompada a ese güey de allá”, expresó Emmanuel, ante la aprobación de Mijares y de sus fans, quienes con sus vítores aceptaron la invitación de ser “felices con sus familias y con Dios dentro de nuestros corazones”, agregó el intérprete de “Tengo”.

La popularidad de Emmanuel y Mijares era un asunto probado, desde hace cuatro décadas cuando iniciaron con sus carreras musicales, pero desde septiembre de 2015 con el Two’r Amigos lograron una sinergia capaz de atraer a miles para aplaudir su entrega absoluta en el escenario.

Hoy repitieron esa magia con su primera presentación en 2017 ante seguidores de ambos intérpretes, quienes sin importar sexo o edad corearon y bailaron éxitos extraídos de la década de los 80, 90 y hasta del nuevo milenio.

“Bella señora”, “Bella”, “No se murió el amor”, “Me acordaré de ti”, “Rey azul” o “Detenedla ya” fueron algunos de los temas con los cuales los cantantes, por separado, dieron la bienvenida.

La ropa de ambos, elegida por Emmanuel, no escatimó en brillos o estampados. En un popurrí incluso lucieron un conjunto idéntico de pantalón, camisa y zapatos negros, aderezado con un saco de print garigoleado.

La química de ambos intérpretes no sólo se manifiesta en el vestuario, sino en su gusto por compartir talento, juntos alzaron la voz en “Corazón de melao” y “Baño de mujeres”. Ambas pusieron a cantar a todos los presentes en el Coloso de Reforma.

El amor a Mijares y a Emmanuel de parte de sus fans se tradujo en sentidos aplausos, en particular El Soldado del Amor los disfrutaba más, quedándose de pie pegado a donde comenzaba el escenario, mientras con la mirada recorría agradecido todo el foro. El juego de luces fue también un cómplice de los hombres para “hacerlos lucir más”.

“Voy a cantarles una canción que está en el disco nuevo y como me mandan muchos mensajes de: ‘¿Por qué no la canto?’, lo voy hacer”, fueron las primeras palabras de Emmanuel a su público y fuera del setlist establecido regaló “¿Cómo quieren que la olvide?”.

Una vez más juntos, haciendo gala de la tecnología de su escenario, sentados en unas escaleras capaces de recorrer la totalidad del escenario, Emmanuel y Manuel Mijares entonaron “Sólo”.

“Bienvenidos a todos, gracias por acompañarnos, por haberse tomado la molestia. Estamos está noche... este Auditorio es el número 38 y la verdad es que eso no lo hubiéramos podido lograr sin ustedes. Un beso muy grande de parte nuestra”, expresó Mijares para dar paso “a la parte difícil del show”, de acuerdo a Emmanuel.

Juntos, guitarra en mano cada uno, cantaron “Esta triste guitarra”. A pesar de que Emmanuel no lució la potencia acostumbrada en la voz, la cual se motaba un tanto cansada, su entrega provocaba comentarios lanzados desde el público como: “¡Te amo!”, “¡papacito!”, y demás piropos, agradecidos por el  tenor (de acuerdo a su registro vocal).

“Para amarnos más”, “Uno entre mil”, en voz de Mijares, o “Sentirme vivo”, de Emmanuel, marcaron el primer encore. Fue tanta la insistencia, que el segundo, ya más recuperado de la voz, regreso para cantar “Chica de humo”, en la cual tomó varias selfies con celulares del público, y con  “La última luna” dio la segunda salida en falso.

Para despedirse, Emmanuel y Mijares se unieron nuevamente y alzaron la voz con “Toda la vida” y entre “gracias” y reverencias se desaparecieron.

Imprimir