Trump y su pájaro loco - Juan Manuel Asai | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Trump y su pájaro loco | La Crónica de Hoy

Trump y su pájaro loco

Juan Manuel Asai

Debemos asumir que estamos en guerra con Estados Unidos y actuar en consecuencia. El conflicto tiene abierto un frente diplomático. Está por abrirse el frente comercial y después otro social con los dreamers y no hay que descartar, hay que decirlo, un apartado militar. Lo curioso, signo de nuestros días, es que el campo de batalla ha sido la red social Twitter, que en manos de Donald Trump se ha transformado en un pájaro loco, mortífero.

Nos puede ayudar a sortear el huracán tener la certidumbre de que con Trump siempre hay que esperar lo peor. Si algo puede empeorar, él descubre la forma. Aunque parece por momentos que el final es inminente y que un portaviones gringo puede amanecer uno de estos días frente a Veracruz, la defensa de México, lo que nos puede salvar, puede emerger del interior de los Estados Unidos. Porque la guerra de Trump tiene también un frente interior y mucha gente en Estados Unidos, que antes se reía de sus puntadas, hoy está seriamente preocupada.

Va un ejemplo: Atacar a la prensa como candidato es una cosa, atacarla como presidente es otra. Embestir a los medios desde el poder es un atentando a la libertad de expresión y, por lo tanto, a la democracia. Trump es hoy por hoy el mayor adversario de la libertad de expresión en el hemisferio. Trump tiene la habilidad de sumar enemigos a la velocidad de la luz. Muchos de ellos son sus paisanos, a los que ya tiene hasta el copete y todavía no cumple ni una semana en el cargo. Entre los preocupados están muchos empresarios poderosos que están alarmados por el sonido de los tambores de la guerra comercial que nos afectará muchísimo a los mexicanos, pero también a ellos que desde hace décadas han hecho buenos negocios en nuestro país, que ahora se les pueden malograr por las locuras de su presidente.

También están inquietos muchos alcaldes de poblaciones fronterizas que viven del intercambio comercial con los mexicanos y que saben que un muro los sacaría del negocio. Están movilizadas millones de mujeres norteamericanas que saben que la presencia de Trump en la Casa Blanca las conducirá a librar batallas que pensaban ganadas sobre derechos civiles.

Los oficiales gringos

Aunque usted no lo crea, entre los sorprendidos por el belicismo de Trump contra México hay docenas de mandos militares de alto rango. Los oficiales del Ejército gringo y oficiales mexicanos son colegas, aliados, a veces compadres, desde hace años. ¿Por qué ensañarse con un aliado incondicional siempre dispuesto a cooperar? Todavía no encuentran la respuesta.

Trump, lo hemos dicho pero vale la pena repetirlo, padece una confusión intensa sobre sus aliados y sus adversarios. Tratar a un aliado como lo ha sido México como adversario y coquetear con los rusos que están en el mundo para confrontar a los Estados Unidos es una cosa de locos, cosa del orate pájaro que Trump usa para intentar someter al planeta.

Del alucinante intercambio de tuits de ayer miércoles hay que rescatar algo: nos va mejor negociando a manotazos que siguiendo los modales diplomáticos. Grito por grito, tuitazo por tuitazo. Trump pisa a los que se dejan, al que se achica lo hace trizas. Hay que fijar posiciones claras, sostenerlas y levantar la voz hasta el nivel grito cuando sea necesario. Hay que asumir que estamos en guerra.

jasaicamacho@yahoo.com

@soycamachojuan

Imprimir

Comentarios