Sobre el famoso “muro”… que no se construirá - Fernando Núñez de la Garza Evia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Sobre el famoso “muro”… que no se construirá | La Crónica de Hoy

Sobre el famoso “muro”… que no se construirá

Fernando Núñez de la Garza Evia

En estos tiempos de enorme incertidumbre, una apuesta: el muro de Donald Trump no se construirá. Al menos no los dos mil kilómetros que hacen falta construir en la frontera entre México y Estados Unidos. Existen suficientes razones para creer esto; y si, en el peor de los escenarios, se construye, en términos prácticos no nos afectará. Vayamos por partes.

Como buen populista, Trump basó su campaña en propuestas simples, sin valor alguno y difíciles de realizar. Su propuesta central fue la construcción del ya famoso “muro”. Hasta el momento, ha firmado la orden ejecutiva para su construcción —lo fácil, pero siguen tres grandes obstáculos, resumidos en tres palabras: dinero, jurídico, político. En el primer caso, no existen fondos asignados para tal proyecto, y con un costo total estimado en 20 billones de dólares, necesitará la aprobación de un Congreso estadunidense muy dividido, tanto en su composición como en el interior de los partidos. En el segundo caso, y como han comentado algunos juristas estadunidenses, Trump se está basando en una ley llamada “Ley de Cerca Segura de 2006” para construir el muro, pero dicha ley constriñe las acciones a “necesarias y apropiadas”. Debido a que el costo sería enorme y los beneficios pequeños (la gran mayoría de ilegales que entran a EUA lo hacen con visas que luego vencen), iría en contra de un criterio ya defendido por las cortes. Por último, los costos políticos de construir semejante barrera serían inmensos, desde posibles crisis humanitarias, catástrofes ambientales, presión de poderosas organizaciones en materia de derechos humanos, enfrentamiento con los mismos estados y ciudades de la Unión Americana, y un largo etcétera.

Aun así, si en el peor de los casos todo se acomodase para construir el muro, ¿qué consecuencias tendría para nuestro país? Empecemos diciendo que en un tercio de la frontera ya hay un muro. Me consta. Soy originario de Mexicali, Baja California, y a tres cuadras de mi casa está la frontera, y hay, efectivamente, un muro (para raro asombro de muchos). Igualmente, los mexicanos que nos cruzamos a EUA ya lo hicimos: según cifras de las propias agencias gubernamentales estadunidenses, en 2005 se detuvo la inmigración mexicana, y de 2009 a la fecha el saldo es negativo, ya que ahora hay más mexicanos que se cruzan la frontera… pero de EUA a México, voluntariamente. Y el gran comercio ilegal que fluye día con día entre ambas naciones, principalmente drogas y armas, seguirá fluyendo, con muro o sin muro. Como bien lo dijo el general John Kelly, titular del Departamento de Seguridad Nacional: “una barrera física no hará el trabajo”, y “creo que la defensa de nuestra frontera en el sudoeste empieza 1,500 millas al sur asociándonos con grandes países…”. Inclusive, podríamos desear que construyan un muro eficaz, porque pararía la carnicería entre mexicanos producto de su demanda de drogas y exportación de armas hacia nuestro país. Mencionan la “seguridad nacional” como otra razón para construirlo, pero ellos son los que han ocasionado un boquete en la nuestra.

El grupo británico Pink Floyd, en su canción “Otro ladrillo en la pared”, dice: “considerándolo todo, solo era un ladrillo en la pared, considerándolo todo, eran solo ladrillos en la pared”. Muro o no muro, lo cierto es que de cómo manejemos el tema reflejaremos nuestro carácter y dignidad como mexicanos. De la misma manera como hemos aplaudido y nos hemos avergonzado de nosotros mismos al leer los diversos capítulos que componen nuestra larga historia nacional, de la misma manera las generaciones futuras de mexicanos leerán cómo las generaciones de aquellos mexicanos que vivieron en el año 2017 afrontaron los desafíos del vecino del norte. Y espero que nos aplaudan, y en grande.

@FernandoNGE

 

Imprimir

Comentarios