Mundo

Al grito de "Trump ya está aquí" un hombre patea a mujer musulmana

Robin Rhodes, de 57 años y originario del estado de Massachusetts, enfrenta cargos por crímenes de odio.

Foto: Archivo

Un hombre de 57 años fue arrestado luego de atacar a patadas a una mujer musulmana en el aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, mientras mencionaba que “Trump ya está aquí” y que la deportaría, según el fiscal del condado de Queens.

En un comunicado, la fiscalía de Queens asentó que Robin Rhodes, de 57 años y originario del estado de Massachusetts, enfrenta cargos por crímenes de odio, lo que le podría significar una condena de cuatro años de prisión.

El fiscal Richard Brown indicó que Rhodes ingresó a la oficina de Rabeeya Khan, una empleada de la aerolínea Delta, preguntando si estaba durmiendo o rezando. Luego golpeó la puerta, que chocó contra la parte posterior de la silla de la víctima.

“No hiciste nada pero te voy a patear el maldito trasero”, dijo Rhodes, según la fiscalía.

Rhodes luego propinó patadas a Khan en la pierna derecha, y bloqueó el paso cuando la mujer quiso escapar.

Tras la intervención de otra persona, Khan salió corriendo de la oficina al mostrador de la aerolínea, frente al cual Rhodes se arrodilló y fingió rezar en la tradición musulmana.

“Maldito Islam, maldito ISIS (siglas en inglés del grupos terrorista Estado Islámico), Trump ya está aquí y se va a deshacer de todos ustedes”, dijo Rhodes, de acuerdo con los documentos de la corte.

Más tarde, el individuo expresó a Khan que preguntara a “Alemania, Bélgica y Francia sobre este tipo de personas”, y la amenazó: “ya verás qué pasa”.

La fiscalía dijo que Khan sufrió “dolor sustancial” y enrojecimiento en la pierna derecha.

Por su parte, Rhodes manifestó a la policía tras su arresto: “supongo que voy a la cárcel por conducta desordenada. No podía decir si era un hombre o una mujer porque la vi de espalda y tenía algo cubriéndose la cabeza”.

El fiscal Brown declaró: “el fanatismo y el odio del que el acusado es sospechoso de manifestar y que lo hicieron actuar no tienen lugar en una sociedad civilizada, especialmente en Queens, el condado más culturalmente diverso de la nación. Los crímenes de odio nunca serán tolerados aquí”.

El ataque ocurrió un día después de que el presidente Donald Trump firmara una acción ejecutiva en que de manera efectiva impone una prohibición para que los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana ingresen a Estados Unidos.

La acción ejecutiva adoptada por Trump tiene la supuesta intención de proteger a Estados Unidos de ataques terrorista lanzados por musulmanes extremistas.

ijsm

Imprimir