Nacional

Función Pública y contralorías se fortalecen para abatir corrupción

Foto: Notimex

La Secretaría de la Función Pública (SFP) y las contralorías estatales se fortalecen para, de la mano, trabajar a fondo en el tema de la corrupción y prevenir esa práctica, destacó la titular de la dependencia federal, Arely Gómez González.

En la Primera Asamblea Plenaria 2017 de la Comisión Permanente de Contralores Estados-Federación, subrayó que los diferentes organismos que integran esa instancia han ratificado su responsabilidad y su interés por entablar una estrategia común en materia de combate a la corrupción, transparencia y rendición de cuentas.

Luego de tomar protesta a la Conferencia de Contralores, explicó que se pretende desarrollar de manera conjunta estrategias para prevenir y erradicar la corrupción.

Esto, dijo la funcionaria, “tiene un carácter absolutamente prioritario, particularmente este año, en el que enfrentamos la labor de implementar el Sistema Nacional Anticorrupción así como los correspondientes sistemas locales”.

La funcionaria federal expuso que este año esa área se enfocará en los temas de control interno –proyectos de integridad y ética pública-, normas profesionales y creación de capacidades, trabajos jurídicos consultivos, plataforma del sistema de información y comunicación del Sistema Nacional Anticorrupción y del Sistema Nacional de Fiscalización.

También en los de coordinación para la fiscalización, la transparencia y la contraloría social, además de que la dependencia a su cargo ofrecerá brindará apoyo a los estados para la formación de sus propios organismos locales.

Al acto asistieron además María del Rocío Pineda Gochi, presidenta de la Comisión Especial de Rescate y Gestión de la mexicanidad e integrante de la Comisión de Anticorrupción y participación Ciudadana de la Cámara de Senadores.

De igual forma Luis Maldonado Venegas, presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados; Joel Salas Suárez, comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, y Julián Alfonso Olivas, magistrado de la Junta de Gobierno y Administración del Tribunal Federal de Justicia Administrativa.

También Yazmín Esquivel, magistrada presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, y Miguel Ángel Aispuro, secretario de la Contraloría General de Sonora y coordinador nacional de la Comisión Permanente de Contralores Estados-Federación.

Los oradores coincidieron en la importancia de atacar la corrupción como un mecanismo de unidad entre los mexicanos.

Joel Salas expuso que los mexicanos perciben que las autoridades tiene privilegios, lo que ha generado que el vínculo de confianza entre población y autoridades esté relativamente deteriorado.

Planteó que en esa coyuntura el Sistema Nacional Anticorrupción alude a un nuevo proyecto común y cotidiano para todos: “la construcción de un México en el cual sí es posible controlar este fenómeno de la corrupción”.

Empero, dijo, también es necesario reconocer los avances, pues mientras “antes las cuentas públicas se entregaban en costales, hoy ya tenemos sistemas que funcionan con precisión y claridad y garantizado el derecho a la información”.

havh

Imprimir