El primer hospital capitalino sustentable estará en Cuajimalpa | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

El primer hospital capitalino sustentable estará en Cuajimalpa

El gobierno capitalino convertirá el Hospital de Cuajimalpa en el primero sustentable, ya que utilizará calentamiento solar, el alumbrado será con tecnología LED, sensores presenciales y tendrá una planta de aguas residuales para evitar que los fármacos se mezclen con agua potable.

La Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) informó que el nuevo hospital beneficiará a aproximadamente 100 mil personas e implicará una inversión de 289 millones de pesos.

Este hospital sustituirá al Materno Infantil, que explotó en enero de 2015 y que dejó como saldo de cinco personas fallecidas.

La idea de la construcción del hospital sustentable tiene como objetivo aprovechar la energía solar e hidráulica, pues se ahorrará el consumo de energía eléctrica hasta un 25 por ciento dentro de las instalaciones, mientras que en el exterior será del 10 por ciento ya que las luces funcionarán únicamente por la noche.

De acuerdo con el titular de de Obras y Servicios, Edgar Tungüí, será el primer Hospital General Cuajimalpa, en el que la infraestructura sea amigable con el medio ambiente.

“Este hospital será el más importante del poniente de la Ciudad, su alcance será regional, para beneficio de más de 100 mil habitantes. Por ello estamos creando un inmueble moderno, dando prioridad a la sustentabilidad, como lo hemos hecho con diferentes edificios públicos”, comentó.

Este nuevo hospital será entregado a finales de año a la Secretaría de Salud (SEDESA), para su equipamiento el cual tendrá capacidad para 72 camas censables. Su inversión es de 289 millones de pesos.

El hospital tendrá tres niveles y un sótano en donde se contará con iluminación LED, el agua tibia que se utilizará en cada uno de los pisos se regulará por celdas solares conectadas a un sistema de calentamiento.

Su uso permitirá ahorrar anualmente el 30 por ciento del consumo de combustibles con los que regularmente se calienta el agua utilizable.

El sistema de sensores ahorrará hasta un 20 por ciento en el consumo de energía, ya que se encenderá la luz cuando detecta a alguna personas.

En cuanto al consumo de agua, se instalará una planta de tratamiento de aguas residuales y un sistema de captación pluvial, logrando ahorrar un 50 por ciento de agua potable.

Imprimir