Espectáculos

Gana lo políticamente correcto: Premios Oscar ignoran talento por evitar polémica racista

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

Después de dos años en los que la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos no nominó a un solo actor afroamericano en las categorías de actuación, para las nominaciones de la entrega número 89 han decidido evitar la polémica y compensar la oleada de críticas racistas al darles el mayor récord de nominaciones de su historia. A propósito, la crítica especializada ha alzado la voz y ha criticado el desdén de los premios a filmes de calidad y sus respectivos actores.

En el 2014, la presentadora de la ceremonia Ellen DeGeneres dijo al inicio de la entrega: “Hay dos posibilidades: una, que gane 12 años de esclavitud, y dos, que todos sean unos racistas”. Desde entonces se sentía un clamor de tensión respecto a la cantidad de comentarios de denuncia racista de los aspirantes de ese año encabezados por el director Steve McQueen, director de 12 años de esclavitud que terminó por ganar el premio a la Mejor Película.

Esa edición Lupita Nyong’o, ganó el galardón a la Mejor Actriz de Reparto (el premio actoral más reciente para los afroamericanos), el mismo filme y también se unió a la polémica: “Estoy decepcionada por la falta de diversidad entre los nominados a los Oscar de este año. Pienso en un perjuicio inconsciente y los méritos y prestigio en nuestra cultura”, dijo.

El año pasado la controversia llegó a tener toda una campaña de protesta contra la falta de nominados afroamericanos por segundo año consecutivo, encabezada por Jada Pinkett, esposa de Will Smith, quien denunció que no habían seleccionado a su pareja por cuestiones raciales en una conversación con el cineasta Spike Lee. Bajo el lema #OscarsSoWhite (Oscars demasiado blancos), se sumaron a la protesta actores como Idris Elba, Ava DuVernay y Samuel L. Jackson, por solo mencionar algunos.

En toda la historia, sólo 25 intérpretes negros han sido nominados y, de ellos, 10 ganaron la estatuilla. Este año la situación cambió por completo y la Academia nominó a un número récord de películas y actores afroamericanos, aunque sin nominación en dirección. Viola Davis hizo historia con su nominación a mejor actriz de reparto por Fences al ser la primera actriz afroamericana en recibir tres nominaciones mientras que su coprotagonista Denzel Washington recibió su séptima nominación al Oscar. Son los afroamericanos más nominados de todos los tiempos.

De igual forma Jon McMillon se convirtió en la primera afroamericana en recibir una nominación en la categoría de edición por su trabajo en Moonlight. Mientras que la cineasta Ava DuVernay (después de ser ignorada por su trabajo en Selma, años atrás), se convirtió en la primera mujer de raza negra nominada en categoría documental por su filme Enmienda XIII, en una categoría en la que también hubo dos documentales más afroamericanos además de las tres cintas que aspiran a la Mejor Película del año: Fences, Moonlight y Figuras ocultas, hay un número record de actores nominados en actuación además de los mencionados: Mahershala Ali (Moonlight), a Mejor Actor de Reparto; Ruth Negga (Loving), a la Mejor Actriz y Naomi Harris (Moonlight) y Octavia Spencer (Figuras ocultas) en Mejor Actriz de Reparto.

Olvidados y relegados. Ante este suceso, críticos especializados han lanzado una fuerte crítica a la Academia por su postura política correcta para evitar la polémica racial y han hecho reconocimientos extraoficiales para los directores, actores y películas que no han figurado en la lista de nominados en este año, a pesar de su calidad.

Algunos de los filmes que aseguran podrían haber tenido nominación a Mejor Película figuran títulos como Paterson, el más reciente filme de Jim Jarmusch; Dulzura americana, de Andrea Arnold (ambas que fueron aclamadas desde su estreno en el Festival de Cannes); la cinta Sing Street, del irlandés John Carney; Silence, del siempre reconocido Martin Scorsese y algunos han exaltado el temor a reconocer la calidad artística de la cinta de terror The VVitch. La mayoría denuncia el desdén hacia la aclamada Animales nocturnos, de Tom Ford, quien junto a Martin Scorsese, parecían seguros en dirección.

Uno de los momentos más polémicos de la nominación fue la mención de Ruth Negga. Según indica NY Daily News, Adams sí fue incluida en la lista de nominadas a Mejor actriz en el sitio web de los Oscar. Poco después la web fue actualizada y el nombre de Adams desapareció, para dejar paso a Negga. Adams ofreció en La llegada, una de las actuaciones más prolíficas de su carrera y también cumplió con su participación en Animales nocturnos, sin embargo por ninguna pudo recibir su sexta nominación en su carrera. También dejaron fuera a Annette Bening por 20th Century Women.

Si bien es cierto que en el caso de Mejor Actor Secundario con Mahershala Ali y Mejor Actor Protagónico con Denzel Washington, sí figuraba entre los favoritos, la crítica ha reclamado con furor la ausencia de Aaron Taylor-Johnson, quien ganó el Globo de Oro como actor de reparto y Jake Gyllenhaal, quienes también fueron pasados por alto por Animales nocturnos. En el caso de Mejor Actriz Secundaria, figura por su ausencia Greta Gerwig por su trabajo en 20th Century Women.

Mientras que en la categoría documental uno de los filmes con más posibilidades era el de Cameraperson, de Kirsten Johnson, que fue ignorada.

Otras ausencias importantes. Otro de los talentos habituales de la ceremonia en cada trabajo ha sido Clint Eastwood, quien esta vez no fue considerado para nada por su trabajo en Sully, ni su protagonista Tom Hanks en el sector actoral. También en dirección fue olvidado el chileno Pablo Larraín (Jackie) y en actuación Joel Edgerton. En tanto que Silence de Scorsese fue ignorado casi por completo y solo tuvo una mención en cinematografía para el mexicano Rodrigo Prieto.

En los largometrajes animados sorprendió la ausencia del filme Buscando a Dory de Pixar. Por su parte, los fanáticos de Marvel se quedaron con las ganas de que Deadpool obtuviera una nominación a mejor película. Mientras que Elle, de Paul Verhoeven, figura por su ausencia como Mejor Película de Habla no Inglesa (aunque compensaron un poco con la nominación a Isabelle Huppert, como Mejor Actriz), en una categoría en la que tampoco estuvieron consideradas películas como The handmaiden ni Solo es el fin del mundo, del canadiense Xavier Dolan.

 

Imprimir