Nikki Haley

La nueva embajadora de EU ante la ONU, Nikki Haley, arribó al organismo internacional con la misma actitud de su jefe Donald Trump –el moderno señor feudal que amenaza a todos– y lanzó su primera intimidación: “Vamos a anotar nombres de quienes no apoyen a EU”. Es decir, confeccionará su lista negra para castigar a los renegados, o más bien hay que decirlo: a los diplomáticos ecuánimes que no se apegarán a sus torceduras o desviaciones. Una política ruin que se basa en amenazar para someter.

 

Imprimir

Comentarios