Mundo

Iraquíes detenidos en aeropuerto de EU impugnan órdenes migratorias de Trump

Abogados de dos iraquíes detenidos, los primeros migrantes afectados por la orden ejecutiva del presidente estadunidense Donald Trump, impugnaron la constitucionalidad de esos actos y pidieron a las cortes que sean suspendidas.

“Esta orden es inconstitucional y está destruyendo la vida de los refugiados”, dijo a la cadena CNN el abogado Mark Doss, del Proyecto Internacional para la Asistencia a Refugiados (IRAP), que representa a los iraquíes, detenidos en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York.

El abogado señaló que cuando buscó interceder por sus clientes, el personal migratorio les dijo: “hablen con Donald Trump”.

Trump firmó el viernes una orden ejecutiva que bloquea el ingreso a los refugiados durante los siguientes cuatro meses; así como la entrada a territorio estadunidense durante 90 días a inmigrantes provenientes de Irak, Siria, Sudán, Irán, Libia, Somalia y Yemen.

Los detenidos fueron identificados como Hameed Khalid Darweesh, un ingeniero eléctrico que trabajó para el gobierno estadunidense en Irak durante 10 años, y Haider Sameer Abdulkhaleq Alshawi, quien viajó para reunirse con su esposa.

Antes de que Trump emitiera su orden ejecutiva, Hameed recibió su estatus de refugiado tras comprobar que su familia era hostigada, debido al servicio que prestó al gobierno estadunidense en Irak.

Abogados del IRAP presentaron por ello una “moción de emergencia” en la que argumentan que es inconstitucional retener a personas que habían recibido estatus de refugiados antes de la emisión de las órdenes ejecutivas del presidente Trump.

“Enviarlos de regreso (a sus países) seria un acto abominable que socavaría la credibilidad de Estados Unidos y nuestras responsabilidades como país”, señaló Doss.

El recurso legal fue hecho con un enfoque generalizado de tal manera que representaría los derechos de todos los refugiados inmigrantes que sean detenidos en los puertos de entrada de Estados Unidos, tras la emisión de las órdenes ejecutivas.

Trump anunció el viernes nuevas medidas para verificar los antecedentes de refugiados que buscan asilo en Estados Unidos con el objetivo de impedir el ingreso de potenciales terroristas.

Además, suspendió durante 120 días la entrada de todos los refugiados; detuvo por tiempo indefinido el ingreso de personas procedentes de Siria; y durante 90 días bloquea el ingreso de personas provenientes de siete países, con población predominantemente musulmana, tales como Irán, Irak, Libia, Somalia, Siria, Yemen y Sudán.

La moratoria permitirá a la administración Trump elaborar un plan mediante el cual se dará prioridad al ingreso a Estados Unidos de refugiados cristianos que sufren persecución religiosa en algunos de esos países.

La orden ejecutiva afectó incluso a aquellos inmigrantes de los países mencionados cuando se encontraban en pleno vuelo hacia territorio estadunidense, por lo cual empezaron hacer detenidos en los puertos de ingreso al país después de su aterrizaje.

Imprimir