Mundo

Trump celebra los arrestos de musulmanes que llegan a EU

El iraquí Hameed Khalid Darweesh, quien ha trabajado para el gobierno de EU desde hace 10 años, se dijo sorprendido y decepcionado por el trato al llegar a Nueva York.

Jubiloso por la orden ejecutiva que firmó el pasado viernes con la que se le cerró la puerta de entrada a Estados Unidos a inmigrantes y refugiados musulmanes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Siria, Yemen y Sudán, el presidente Donald Trump celebró ayer como un triunfo que la medida funcionó de inmediato y registró los primeros 12 arrestos de personas de estas naciones en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, dos de ellos de origen iraquíes con visas especiales, aunque uno de ellos ya fue liberado, reportaron medios locales.

La cacería de musulmanes para que no entren a Estados Unidos afectó incluso a aquellos inmigrantes de los países vetados cuando incluso se encontraban en pleno vuelo hacia territorio estadunidense, por lo cual empezaron a ser detenidos en los puertos de ingreso a EU después de su aterrizaje.

En tanto, desde la Casa Blanca, Trump celebraba junto a sus colaboradores. “No es un veto a los musulmanes”, aseguró al agregar. “[Aunque] ya lo ven en los aeropuertos, en todas partes. Está funcionando muy bien”.

SORPRESA. Los dos primeros detenidos fueron identificados como los iraquíes Hameed Khalid Darweesh, quien ha trabajado para el gobierno estadunidense en Irak desde hace 10 años, y Haider Sameer Abdulkhaleq Alshawi, quien viajó para reunirse con su esposa, de acuerdo con The New York Times.

Las acciones ordenadas por Trump constituyen un revés para la política establecida por su antecesor Barack Obama, quien había propuesto permitir el ingreso de hasta 110 mil refugiados a Estados Unidos en el año fiscal 2017.

Tras los arrestos de los dos iraquíes y de otras 10 personas de origen musulmán que también fueron detenidas en la terminal aérea, un grupo de abogados encabezados por el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, apoyados por varios legisladores demócratas, presentaron una demanda a un juez federal de Nueva York para que impida al gobierno de Donald Trump obligar a los refugiados de los países vetados, regresar a su país.

MEDIDA. Los casos de los dos iraquíes motivaron que sus abogados presentaran dos recursos de Habeas Corpus ante la Corte del Distrito de la ciudad, pero, según The New York Times, el recurso legal fue hecho con un enfoque generalizado, de tal manera que representaría los derechos de todos los refugiados inmigrantes que sean detenidos en los puertos de entrada el país tras la emisión de las órdenes ejecutivas.

Los legisladores, Nydia Velázquez y Jerry Nadler, dieron la noticia desde el aeropuerto JFK, a donde acudieron para tratar de asistir a los detenidos.

“Contento de anunciar con Nydia Velázquez la liberación de Hameed Jhalid Darweesh de detención en JFK”, dijo a través de su cuenta en Twitter Nadler.

Según el congresista, hay otros “once refugiados que continúan retenidos” en el aeropuerto.

Defensa

Refutan la constitucionalidad de órdenes migratorias

Abogados de los dos iraquíes que fueron detenidos a su llega al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, afectados por la orden ejecutiva del presidente estadunidense Donald Trump, impugnaron la constitucionalidad de esos actos y pidieron a las Cortes que sean suspendidas.

“Esta orden es inconstitucional y está destruyendo la vida de los refugiados”, dijo a la cadena CNN el abogado Mark Doss, del Proyecto Internacional para la Asistencia a Refugiados (IRAP), que representa a los iraquíes.

El abogado señaló que cuando buscó interceder por sus clientes, el personal migratorio les dijo: “Hablen con Donald Trump”.

Los abogados presentaron por ello una “moción de emergencia” en la que argumentan que es inconstitucional retener a personas que recibieron estatus de refugiados antes de la emisión de las órdenes ejecutivas de Trump.

El recurso legal fue hecho con un enfoque generalizado de tal manera que representaría los derechos de todos los refugiados inmigrantes que sean detenidos en los puertos de entrada de EU, tras la emisión de las órdenes ejecutivas.

Imprimir