Espectáculos

Ximena Ayala, una actriz que busca romper estereotipos

La actriz también estrenará este año El día del temblor, filme de Kuno Becker.

“Estoy en un momento de mi carrera en el que estoy rompiendo estereotipos. Rompiendo prejuicios. Sorprendiéndome de mí misma”, explica la actriz Ximena Ayala en entrevista con Crónica. Ya no es aquella niña rebelde de Nadie te oye: Perfume de violetas (2001), sino una de las actrices más destacadas del cine mexicano con trabajos importantes como en Los insólitos peces gato y que ahora explora el terreno de la comedia con El tamaño sí importa, de Rafa Lara.

La actriz participa en esta comedia romántica que se estrenó este fin de semana y que cuenta la historia de una típica joven promedio alejada de los estándares de belleza establecidos por los medios de comunicación, que intentará conquistar a su ex jefe, un apuesto y carismático socialité que está acostumbrado a relacionarse con bellas actrices y modelos. Una historia de amor disparejo e impredecible con la que busca dar un mensaje importante en cuanto a los roles de género de la actualidad.

“Esta película, colores pastel o comedia romántica, o lo que se diga de ella, me enorgullece porque tiene un mensaje positivo sobre la mujer de hoy respecto a que hay que querernos con lo que nos tocó físicamente, con nuestros defectos y virtudes y que no nos tenemos que comparar con nadie sobre la belleza”, explicó.

“Es una película que define muy bien la situación de las mujeres en este momento, en donde a veces nos comparamos mucho con los estereotipos de belleza, en donde a veces no nos consideramos lindas o bellas o especiales porque las comparaciones no paran y están en todos lados. Las vemos en las revistas, la televisión y ahora en las redes sociales, en la que maquillamos mucho nuestra realidad”, agregó.

La actriz considera que este filme tiene un halo especial respecto al género ya que ha formado parte de festivales de cine serios y ha recibido buenos comentarios del sector más autoral del cine en México, esto se debe a que “hay una comedia de calidad en México. Con esta película no buscamos hacer una historia superficial o hueca que es lo que casi siempre la gente piensa de las comedias románticas, pero al mostrar personajes humanos para el público, le da un tinte diferente y aporta al género”, destacó.

A propósito de su personaje, Ximena Ayala reflexionó acerca de la responsabilidad social que le permite el trabajo de la actuación, “es importante reflexionar donde estamos como sociedad. La trinchera que me toca es la de los personajes, historias y películas. Habla mucho los proyectos que escojo y de lo que hablan, creo que hay que ser congruentes con uno mismo porque es donde empieza el cambio”, expresó.

“Como mujer me considero afortunada de haber tenido este lugar en la sociedad en la que puedo ser una voz a través de mis personajes como en Perfume de violetas o Malos hábitos, porque son papeles de mujeres que tienen mucho que decir y que han sufrido, que tienen una lección que dar a la sociedad. Desde mi trinchera siempre le voy a generar a la mujer un lugar digno. Mi discurso va a ser que somos seres humanos, hombres y mujeres, y tenemos que cuidarnos”, concluyó.

La actriz también estrenará este año El día del temblor, filme de Kuno Becker, sobre el terremoto de 1985 en la Ciudad de México y formará parte del elenco de la serie Guerra de ídolos.

 

Imprimir