Oro verde inesperado: la nopalera como productora de energía | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Oro verde inesperado: la nopalera como productora de energía

Oro verde inesperado: la nopalera como productora de energía | La Crónica de Hoy

La producción de energía depende en su mayoría del petróleo, un recurso no renovable y altamente contaminante. La innovación en el sector no parece satisfacer a nadie cuando se habla de energías alternativas.

Miguel Aké es director del Tecnológico de Iztapalapa y responsable de un proyecto híbrido (solar y eólico) en Che Balam, Yucatán, en el que propone innovar con lo llama “el oro verde de México”. Al ingeniero del Instituto Politécnico Nacional le nació la curiosidad, durante su titulación, por crear un combustible diferente.

En 2007, participó en la investigación científica del nopal y la creación de biogás, misma que le llevó a colaborar con la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial en conjunto con el Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias en la generación del biogás de forma experimental.

Fue en el 2009 cuando Miguel vio avances notables en su proyecto. El estado de Michoacán le otorgó apoyo y Zitácuaro fue la ciudad donde se construiría la infraestructura para un biodigestor. En 2010 se comenzó a suministrar desde allí energía a la empresa El Manjar del Campo. En ese mismo año  nacieron Grupo Agroindustrial Nopal de Camembaro y su filial Nopalimex.

Miguel cuenta que, como toda idea novedosa, su proyecto se vio rodeado de incertidumbre. Después de diversas reuniones con algunas entidades  gubernamentales, fue la Sagarpa quien otorgó apoyo para su implementación en Zitácuaro. El gobernador de Michoacán, relata Aké, brindó el apoyo gracias al cual actualmente se produce biogás con las características adecuadas para proyectar su uso en vehículos.

“El beneficio que esperamos con este proyecto es (también) la creación de empleos, las hectáreas donde se cultiva el nopal permitirán evitar la migración —reseña el investigador—, con la sustitución del diésel por biogás se reduce considerablemente la emisión de los principales gases contaminantes (bióxido de carbono y ácido sulfhídrico) a la atmosfera. Es primordial mencionar que los costos del biogás son 40 por ciento menores que los de combustibles fósiles, pero, sin lugar a dudas, el aspecto más importante es el impacto ambiental: Una hectárea de nopal absorbe 70 toneladas de bióxido de carbono al año.”

Pone como ejemplo a la Ciudad de México, donde con la siembra de 100 hectáreas de nopal en forma de cinturón se estarían absorbiendo 7 mil toneladas de CO2 al año.

En la actualidad el ingeniero Aké trabaja conjuntamente con jóvenes de las diversas especialidades del Instituto Tecnológico de Iztapalapa para crear un prototipo que suministre la energía requerida allí.


EL PROFETA DEL NOPAL

 

Nombre: Miguel Ángel Aké Madera

Nacionalidad: Mexicana

Profesión: Ingeniero Electricista y Maestro en Administración Pública

Ocupación: Director del Tecnológico de Iztapalapa; Coordinador técnico del proyecto piloto “Energías no convencionales para generar energía eléctrica, mediante sistema híbrido solar y eólico” en Che Balam, Yucatán; Profesor Titular “C” del IPN y; Director Técnico de la empresa Nopalimex

Lugar de Trabajo: Ciudad de México, Yucatán y Michoacán

Placeres: Leer

Imprimir