Nacional

Netanyahu respalda muro de Trump

Lo que se construyó en años con trabajo diplomático constante en la relación México-Israel, ayer entró en la era de los desencuentros debidos a mensajes en la red social Twitter.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, respaldó ayer la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México para frenar la inmigración:

“El presidente Trump está en lo correcto. Yo construí un muro en la frontera sur de Israel. Paró toda la inmigración ilegal. Gran éxito. Gran idea”, escribió el jefe de gobierno en su página de Twitter junto a una imagen de dos banderas, la estadounidense y la israelí, una al lado de la otra.

Casi de inmediato, a través de los conductos tradicionales, la Cancillería mexicana, encabezada por Luis Videgaray, expresó el extrañamiento a Israel y la “decepción por el pronunciamiento del Primer Ministro Netanyahu sobre muro fronterizo”. El embajador israelí en México fue a quien se comunicó la “profunda extrañeza, rechazo y decepción por el mensaje en Twitter del Primer Ministro Netanyahu respecto a la construcción de un muro fronterizo”.

México es un amigo de Israel y debe ser tratado como tal por su primer ministro, agregó un comunicado emitido por Relaciones Exteriores.

Este desencuentro se dio desde que el viernes pasado, en la sede de la Cancillería, Videgaray honrara la memoria de las víctimas del Holocausto. En esa ceremonia el secretario de Relaciones Exteriores expresó el entrañable afecto de México hacia el pueblo de Israel.

“La Cancillería mexicana reitera su respeto y admiración por el pueblo judío, y muy especialmente por la gran comunidad judía mexicana, que todos los días contribuye a la construcción de un México más libre, más justo y más próspero”, terminó la comunicación oficial con la que el gobierno mexicano reaccionó al tuit de Netanyahu.

LA COMUNIDAD JUDIA EN MÉXICO. Y si la reacción del gobierno mexicano fue inmediata, también la comunidad judía en México reaccionó para comunicar que se deslindaba del mensaje del primer ministro israelí. La comunidad judía se solidarizó con los mexicanos que trabajan “y aportan en el vecino país, cuyos derechos humanos tienen que ser respetados”.

 

Imprimir