Que ya no nos distraiga “el pago del muro” - Maria Elena Álvarez de Vicencio | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Que ya no nos distraiga “el pago del muro” | La Crónica de Hoy

Que ya no nos distraiga “el pago del muro”

Maria Elena Álvarez de Vicencio

Ha sido mucha la tinta, el papel y el tiempo empleado para referirse al tema del pago del muro, nos tranquiliza que, por ahora, no será tema prioritario.

México no podrá decidir lo que suceda allende el Bravo; sólo podrá esgrimir los derechos internacionales que nos correspondan para lo cual contamos con la Secretaría de Relaciones Exteriores; dejemos que sus funcionarios se encarguen de exigir el debido respeto y cumplimiento. Ahora conviene recobrar la serenidad y dedicarse a resolver los propios problemas, en primer lugar el relacionado con la migración.

Un análisis objetivo nos coloca en una posición no grata, defendemos a connacionales que han entrado ilegalmente al país vecino, lo justificamos diciendo que ese país sale beneficiado con el trabajo de los mexicanos que es de calidad y de bajo costo por lo cual los mismos norteamericanos los utilizan sabiendo de su permanencia ilegal.

Esta realidad no es para sentirnos tranquilos y menos orgullosos. Los migrantes se van para sacar de la miseria a sus familias; su terruño no les ofrece ninguna posibilidad. Muchos encontraron la forma de legalizarse, se adaptaron en el país vecino y vienen a su Patria en vacaciones, para alimentar sus recuerdos. Pero los ilegales viven con miedo y su único consuelo es saber que sus familias que se quedaron aquí pueden subsistir.

Las remesas que los migrantes  envían a nuestro país alcanzan el 2.3% del PIB y con ese ingreso se resuelven, precariamente, las necesidades de los pueblos y ciudades de los Estados donde hay más desigualdad en el país. En el mes de noviembre de 2016 las remesas alcanzaban la suma de 2,362.9 millones de Dólares. Los diez Estados que más reciben son: Michoacán, Jalisco y Guanajuato, Chiapas, Estado de México, Puebla, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Durango. Algunos opinan que las remesas evitan la ingobernabilidad en algunas zonas.

Sería deseable que el Gobierno y la iniciativa privada estuvieran planeando cómo emplear a los migrantes que pudieran venir de regreso. No se trata de que se aumente el gasto social para darles apoyos o “becas”, los regalos hacen perezosas a las personas y eso a nadie le conviene. Tienen que ser programas transformadores para sacar de la miseria a los pueblos que la padecen.

La inversión extranjera de otros distintos países sería una solución, pero una de tantas medidas y que depende de nosotros mismos, podría ser la descentralización de la Administración Pública. Llevar la Secretaría de Marina a Veracruz; la de Turismo a Guerrero. La administración de Pemex a Tabasco. Todo lo relativo con Agricultura a Chiapas. Lo relacionado con la Cultura a Oaxaca, etc. Aguascalientes es un ejemplo de cómo el INEGI ayudó a dinamizar la economía de la ciudad. Esta descentralización permitiría  además, que la Ciudad de México desarrollara en plenitud su vocación turística, el turismo ha avanzado pero la ciudad da para mucho más.

Paralelo al desarrollo, urge  trabajar con eficacia en  el combate a la corrupción. Por el tema del muro, pasó casi inadvertido un hecho  preocupante, el ex gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, ingresó al penal acusado como los ex gobernadores prófugos, de usar los recursos públicos para su propio beneficio, pero fue liberado de inmediato. Ya se  sabía que para protegerse, llegó hasta el extremo de volver independiente al candidato  rechazado por su partido y ayudarlo con todo en su campaña pues necesitaba dejarlo como su sucesor, para que le cubriera las espaldas de sus malos manejos y ya vimos que le cumplió, está libre gozando de sus millones. Qué bien que ya no nos distraerá el pago del muro, hay mucho que solucionar.

Doctora en Ciencias Políticas

melenavicencio@hotmail.com

Imprimir

Comentarios