Mundo

Irán califica de "regalo para extremistas" decreto migratorio de Trump

Irán condenó hoy la decisión del presidente estadunidense Donald Trump de prohibir la entrada a su país de ciudadanos de siete países mayoritariamente musulmanes, entre ellos iraníes, al considerar que es “un regalo para los extremistas”.

El decreto del presidente de Estados Unidos “pasará a la historia como un gran regalo para los extremistas y sus protectores”, escribió el canciller iraní, Mohamad Javad Zarif, en su cuenta oficial de Twitter.

Zarif agregó, en un segundo tuit, que “esta discriminación colectiva ayuda a los extremistas a seguir reclutando, ampliando la fractura iniciada por los demagogos extremistas.

Aseguró que en este momento “la comunidad internacional necesita diálogo y cooperación para atacar las raíces de la violencia y el extremismo”, sobre todo en Medio Oriente, según la televisión iraní Press TV.

El viernes pasado, Trump firmó una orden congelando durante 90 días la emisión de visados y la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana (Irak, Irán, Siria, Yemen, Libia, Sudán y Somalia), además suspendió durante 120 días la entrada de todos los refugiados.

El presidente y vocero del Parlamento iraní, Ali Larijani, afirmó este domingo que la decisión de Trump ilustra “lo idiota de la visión y del comportamiento” del gobierno estadunidense.

“Esto muestra que tienen miedo de su propia sombra. “Un país, que cuenta con poder de seguridad, no tomaría esas decisiones por presentimiento, ansiedad y fobia”.

Para las autoridades iraníes, la decisión de Trump es un “insulto flagrante a los musulmanes del mundo”, además fomenta “la propagación de la violencia y el extremismo”.

En un comunicado divulgado el sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán calificó la orden ejecutiva de Trump como “insultante” y prometió que Teherán responderá con medidas recíprocas.

Asimismo, la cancillería iraní anunció que tomará las medidas necesarias tanto legales como políticas para proteger los derechos de sus ciudadanos, y pese a distinguir entre el gobierno de Estados Unidos y la nación, “ejecutará el principio de reciprocidad”.

Las relaciones entre Washington y Teherán parecían mejorar el año pasado tras la firma del acuerdo nuclear entre Irán y las grandes potencias, pero volvieron a tensarse con la victoria en las elecciones de Trump, quien en campaña prometió derogar o renegociar ese acuerdo.

Imprimir