Espectáculos

Ernesto Contreras aboga por dejar de construir muros

El cineasta mexicano Ernesto Contreras ganó ayer el premio del público a la Mejor Película de Ficción Internacional en el Festival de cine independiente de Sundance por el filme Sueño en otro idioma.

Esta cinta gira en torno a la llegada de un lingüista a una comunidad indígena en la que los dos últimos hablantes de un idioma llevan cincuenta años sin dirigirse la palabra.

Sobre el escenario del certamen, celebrado en Park City (EU), Contreras afirmó ayer que el premio tenía significado “en muchos niveles” y destacó que para él era un reconocimiento a la “diversidad”, la “inclusión” y la “aceptación”.

El director abogó además por usar “la imaginación y la magia” para “dejar de construir muros y estar todos juntos”, una referencia a la polémica propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de levantar un muro en la frontera con México.

“Hagamos que se escuchen nuestras voces”, dijo Contreras en su discurso de agradecimiento. Ernesto llevó la supuesta historia periodística al terreno de lo que en verdad era, la ficción. Para contar la historia de sus personajes, Evaristo e Isauro, el director creó a Martín, un joven lingüista que se propone reunir a los dos viejos para convencerlos de hablar entre ellos otra vez. El encuentro tenía la finalidad de conseguir un registro grabado del zikril, una milenaria lengua indígena que agoniza.

La película cuenta con las actuaciones de Fernando Álvarez, Eligio Meléndez, Manuel Poncelis y Fátima Molina. La producción corre a cargo de Mónica Lozano, quien también produjo Las oscuras primaveras, el anterior largometraje de Contreras, ganador de dos premios Ariel de la Academia mexicana de cine. La cinta aún no tiene fecha de estreno en México.

Además, el palmarés del festival reconoció a otros latinos como a la chilena Francisca Alegría, ganadora del Mejor Cortometraje de Ficción Internacional por Y todo el cielo cupo en el ojo de la vaca muerta, y al brasileño Fernando Coimbra, que recibió por The Hanged uno de los premios del Instituto de Cine de Sundance en apoyo al cine independiente en todo el mundo.

Orgullo. “Estoy muy conmovido por el hecho de que sea el público el que premie a la película y decida quién es el ganador, no me había pasado antes, había ganado muchos premios, pero nunca el del público, ahora fue muy emocionante, una sorpresa compartida con el equipo, porque al final las películas no son de uno, sino de los que lo hacemos”, comentó Contreras en entrevista.

“Ayer pasaron muchas cosas y no quería quedarme simplemente agradecer a mi equipo, a mi mamá, mi papá, que siempre lo hago, pero era un momento importante para decir lo que sentía, se me ocurrió que el cine tiene esas posibilidades de crear, de imaginar, de inventar e ir en contra de muros y más bien para construir lazos entre nosotros.

“No hablo de Estados Unidos y México, sino de los seres humanos, de lo que somos, estoy convencido de ello, al final mi película se llama Sueño en otro idioma, paradójicamente conecta con lo que pasa en este momento y quién nos puede decir que no podemos soñar en otro idioma, quién tiene derecho a eso. Fue emocionante ver la reacción. Estoy emocionado por el premio, pero creo que las películas nos permiten hacer eco”, finalizó Contreras.

Imprimir