Mundo

Trump conduce a EU a una crisis constitucional

Las protestas continuaron en multitud de aeropuertos de EU.

Dos sirios y un iraní fueron detenidos ayer en el aeropuerto de Orlando, Florida, en medio del veto temporal impuesto por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a ciudadanos de siete países de Oriente Medio y África, según reportó el congresista demócrata Darren Soto, que agregó que el iraní es poseedor de una ‘green card’, que le da residencia permanente legal en EU.

Las detenciones se juntaron con la protesta de unas 500 personas, que se manifestaron en el aeropuerto, según cifras de la policía, contra el veto a ciudadanos de Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen.

Pero las protestas siguieron en otros puntos del país por segundo día consecutivo, luego de que el sábado empezaran las concentraciones en respuesta a la medida, ordenada vía orden ejecutiva el viernes.

En Miami, por ejemplo, se manifestaron alrededor de 200 personas, según datos del aeropuerto. Además de contra el veto a migrantes, protestaron también contra la construcción del muro, algo que secundaron otras decenas de personas en el cercano aeropuerto de Tampa.

INCUMPLIMIENTO. Por otra parte, el fiscal general del Estado de Nueva York, Eric T. Schneiderman, aseguró ayer que el gobierno de EU podría estar incumpliendo la orden dictada el sábado por una juez de Brooklyn, que bloquea las deportaciones de todos aquellos que sean detenidos en los aeropuertos por la entrada en vigor del veto temporal de 90 días.

Schneiderman explicó que su oficina recibió informaciones “alarmantes”, que apuntan a que el departamento de Seguridad Nacional y la agencia de Aduanas y Fronteras no están cumpliendo el dictamen y están planeando sacar del país a varios individuos protegidos por la orden judicial. Por ello, exigió al gobierno que le proporcione información sobre los casos.

NEGACIÓN. Las declaraciones del magistrado aumentaron la presión sobre Donald Trump, que reaccionó con un comunicado en el que aseguró que su medida no es una “prohibición contra los musulmanes”, porque, dijo, hay “más de 40 países” con mayoría musulmana en el mundo que no están afectados por el veto.

EXTERIOR. La tensión también se ha reflejado este fin de semana en medio mundo. Por ejemplo, la canciller alemana, Angela Merke, aseguró que “la lucha contra el terrorismo no justifica poner bajo sospecha generalizada a personas de una confesión o con un pasado específico”, mientras que la primera ministra británica, Theresa May, ordenó a su gabinete que transmita una queja a sus homólogos en EU.

RESIDENCIA TEMPORAL. Finalmente, el gobierno de Canadá anunció ayer que ofrecerá una residencia temporal a todas aquellas personas que han quedado o que queden atrapados en los aeropuertos canadienses como consecuencia del veto impuesto por Trump.

Imprimir