Inmigración y Trump - Rosa Gómez Tovar | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
Inmigración y Trump | La Crónica de Hoy

Inmigración y Trump

Rosa Gómez Tovar

El pasado viernes 27 de enero, el presidente estadunidense, mediante un decreto más, aprobó un alto al programa de refugiados de Siria; 120 días de pausa en todas las admisiones de refugiados de otros países; y prohibió la entrada a personas de siete países por 90 días (Irak, Siria, Libia, Somalia, Sudán, Irán y Yemen). Dos inmigrantes iraquíes fueron detenidos en el aeropuerto internacional Kennedy ubicado en la ciudad de Nueva York el mismo día.

Un cúmulo de personas comenzó a manifestarse en el mencionado aeropuerto para que dicha acción fuera detenida. Al menos al domingo por la noche, las manifestaciones se habían extendido por todo el país y la comunidad internacional ya ha expresado un rechazo profundo a tal decisión.

Al parecer Trump se ha metido con dos cosas que el pueblo estadunidense respeta por encima de disputas comerciales con países vecinos como México.

La primera tiene que ver con la legalidad de la decisión: el Acta de Nacionalidad e Inmigración de 1965 prohibió toda discriminación en contra de inmigrantes por motivos de origen nacional, es decir no se puede excluir del proceso de solicitud de un permiso de entrada a personas por el simple hecho de pertenecer a un país como lo acaba de hacer el mandatario. La situación de enojo de una gran parte de la población estadunidense fue mucho mayor cuando el presidente anunció en una entrevista que los migrantes cristianos sí podrían entrar a EUA. Fue evidente entonces que la prohibición está ligada al origen religioso de la población de estos países que son mayoritariamente musulmanes, esto contradeciría la primera enmienda de la Constitución que prohíbe toda discriminación por motivos religiosos, esta decisión ejecutiva estaría en contradicción directa con la Ley suprema del país vecino.

La segunda razón por la que, en mi opinión, esto ha generado un mayor revuelo que otras decisiones igual de polémicas, está directamente relacionada con la visión que tiene el pueblo norteamericano de su país: es la tierra de las oportunidades y se creó atrayendo a migrantes de todos los rincones del planeta. De acuerdo con el censo del año 2000, las personas que identifican su ascendencia como “americana” eran únicamente el 7.2 por ciento, mientras que otro 70 por ciento declaró su origen en otras 13 nacionalidades como la alemana, la irlandesa, la inglesa, mexicana, italiana, francesa por decir algunas cuantas, y el 20 por ciento restante se relaciona con al menos 100 diferentes ascendencias.

Muchas de las personas que fueron detenidas en los aeropuertos los últimos días contaban con su green card”, es decir, habían pasado por todos los procedimientos migratorios correspondientes y aun así fueron tratados en muchos casos como delincuentes. Este tipo de acciones por ello han generado indignación y mayor deslegitimación para el recién estrenado presidente.

Muy probablemente Trump continuará cumpliendo sus promesas de campaña, sin embargo, en su caso, esto le puede generar más problemas para gobernar un país que ya se encuentra bastante dividido, al atacar los pilares fundamentales de la sociedad estadunidense. Esperemos que esto le dé tiempo a nuestro gobierno para generar un plan —el cual debió formularse antes— para enfrentar las negociaciones del TLCAN y sus efectos en nuestra economía.

rosagomeztovar@outlook.com

 

Imprimir

Comentarios