Mundo

Poroshenko denuncia la muerte de siete soldados ucranianos por fuego rebelde

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, denunció que en las últimas horas han muerto siete soldados ucranianos y otros 17 han resultado heridos por fuego de los rebeldes prorrusos en el este del país.

En una comparecencia ante los medios en Berlín antes de reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, Poroshenko explicó que cinco soldados ucranianos murieron ayer y otros dos hoy a causa del fuego de artillería instalado por los rebeldes prorrusos en zonas urbanas del Donbass.

A la luz de estos hechos, la canciller considero no existente la tregua que, con constantes violaciones menores por las dos partes, llevaba semanas en pie en el este del país.

"Acabamos de conocer que en las últimas horas el alto el fuego no existe, que hay soldados muertos y que la situación en la zona de contacto es preocupante", señaló.

Poroshenko aseguró además que el lado ruso no ha reaccionado ante su demanda de explicaciones ni ante las de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que trata de supervisar sobre el terreno el alto el fuego.

En este contexto, el presidente ucraniano consideró que es importante llevar de nuevo a la mesa de negociación a Rusia para poder "implementar completamente" el Acuerdo de Minsk, el pacto sellado entre Kiev y Moscú a principios de 2015 con la mediación de Berlín y París para estabilizar la región.

Sobre todo, recalcó Poroshenko, hay que asegurar el "componente de seguridad" de este acuerdo, "para que acaben las muertes".

Con el objetivo de "ejercer presión sobre la federación rusa", el presidente ucraniano consideró que no sólo se debe zanjar el debate internacional sobre la retirada de las sanciones a Rusia, sino que habría que avanzar en sentido contrario.

"Si no es el caso, creemos que las sanciones (a Rusia) no sólo no deberían retirarse, sino que deberían reforzarse", manifestó Poroshenko.

En este sentido, el presidente agradeció la "posición de principios" de la canciller alemana en esta cuestión, pues siempre ha abogado por mantenerlas hasta que Moscú cambien de postura en el conflicto ucraniano.

Imprimir