Nacional

El Sitatyr está a un paso de la huelga: Patricio Flores Sandoval

Foto: Archivo

La industria mexicana de la televisión y radio, sumida en un multimillonario adeudo en dólares por la reconversión digital del año pasado, se encuentra a un paso de estallar en huelga -al primer minuto de este miércoles-, como consecuencia de “la negociación salarial más complicada de los últimos tiempos”, advirtió el dirigente del Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de Televisión y Radio (Sitatyr), Patricio Flores Sandoval.

El líder sindical recordó que 36 mil familias dependen directamente de esta industria, pero de manera indirecta son arriba de 76 mil los trabajadores alrededor de las empresas de la televisión y la radio, que hoy, además de aquel endeudamiento obligado por la Ley de Telecomunicaciones, para su digitalización, padecen la reforma político-electoral de hace unos años, que les canceló la posibilidad de cobrar la propaganda política.

Hay empresas, dijo, que por ejemplo invirtieron 25 mil dólares en un convertidor pequeño, pero contratos el crédito a 12 o 13 pesos por dólar, y ahora tienen que pagarlo a cerca de 22 pesos, lo que prácticamente les duplicó el gasto, y si a eso se le suma el gasolinazo y el incremento de los insumos, “la situación no pinta nada bien para la industria y sus trabajadores en los próximos dos o tres años”, advierte.

En entrevista con Crónica, en sus oficinas, Flores Sandoval ofreció la responsabilidad de los trabajadores y confió en un arreglo de última hora que evite la huelga, pero pidió también compromiso de parte de los empresarios del ramo.

Y es que hasta ayer al mediodía –cuando tuvo lugar la entrevista-, los dueños de los medios electrónicos no se habían comunicado ni siquiera con la representación sindical para conversar sobre el incremento salarial solicitado, a solo 36 horas del eventual estallamiento de la huelga.

Algo así no ocurre desde hace 20 años, en 1997, cuando las banderas rojinegras estuvieron colocadas durante tres horas en diversas empresas de telecomunicaciones, como TvAzteca, afirma el dirigente obrero.

Acepta que las condiciones económicas del país, reflejadas naturalmente en la industria de la televisión y la radio, ha sido muy complicadas y esto ha obligado en distintos momentos a recortes de personal, pero asegura que gracias a la responsabilidad de los trabajadores y al compromiso patronal, estos con el tiempo se han ido recuperando paulatinamente.

“Por ejemplo en Televisa, entre 1996 y 1997, hubieron alrededor de 2 mil 500 recortes para quedar en una plantilla sindicalizada de unos 7 mil trabajadores, en una de sus áreas más importantes, “pero ahí mismo, en la actualidad hay laborando cande 13 mil personas”.

Patricio Flores esto a en punto de la reforma politico-electoral y sostiene que “uno de los golpes más fuertes a esta industria fue la decisión de eliminar la propaganda política pagada por los partidos, que era sigan duda una fuente de financiamiento del empresariado del ramo”.

Resalta que la negociación no es solo con Televisa y TvAzteca, “hay alrededor de mil 500 concesionarios de radio AM/FM, de los cuales unos 300 están en verdadero riesgo de cerrar operaciones, particularmente las que se quedaron solo como AM porque no pudieron modernizarse y cumplir con la digitalización de sus empresas”.

ijsm

Imprimir