Necesario echarle un Ojo de Halcón a la Liga española

Carlos Horta Martínez

Con todo y que la Liga española es la mejor del mundo, se ha demostrado que está en las penumbras. La memorable final del Open de Australia entre Roger Federer y Rafa Nadal se decidió para el suizo gracias al Ojo de Halcón, la primera en la historia de un Grand Slam que se define de esta manera. Para eso está la tecnología a punto de acabar la segunda década del siglo XXI.

En la Premier League, la Serie A, la Bundesliga, la Eredivisie, la Ligue 1 y en la Champions ya existe el Ojo de Halcón para dar validez a los goles “fantasma”. La Liga, la tan llamada mejor Liga del mundo, hizo el ridículo mundial con un gol anulado al Barcelona cuando el balón entró más de medio metro a la portería. Es un capítulo más de una Liga adulterada en la que todo está a favor del Real Madrid, al que le perdonan tarjetas amarillas y rojas, además de fueras de lugar o la ayuda en los sorteos de la Champions League.

El futbol español implantará el videoarbitraje la próxima temporada, pero sólo en la Copa del Rey a modo de prueba. Mientras la Liga seguirá sin el Ojo de Halcón que está presente en todas las demás competiciones de Europa.

La mejor liga del mundo, que se apresura, siempre, en ponerse a la vanguardia de todos los éxitos y presume de tener los mejores equipos, mejores estadios, mejores futbolistas y mejor competición, seguirá viviendo al margen de la innovación, seguirá viviendo anclada en el pasado y dando la espalda a una modernidad que se manifiesta ya asentada en todas las demás grandes competiciones de Europa.

El Real Madrid es líder en la Liga, con cuatro puntos de ventaja sobre el Barcelona y el Sevilla, gracias a las ayudas arbitrales que ha recibido en los 19 juegos que ha disputado de la primera vuelta del campeonato, aunque ya se jugaron 20 jornadas, porque los blancos tienen un partido pendiente con el Valencia, atrasado por su participación en el Mundial de Clubes, pero se han visto beneficiados por los errores arbitrales en 13 de los 19 encuentros que ha disputado.

Polémica que se ha desatado también en la Copa del Rey, e incluso en la Supercopa de Europa y, por supuesto, la Champions League. Y es que el Real Madrid se ha visto beneficiado hasta en 32 ocasiones esta temporada, situaciones de las que la afición merengue se ha hecho de la vista gorda, con tal de sacar puntos, pero creo que los seguidores merengues en el Santiago Bernabéu no perdonarán los insultos de su figura, Cristiano Ronaldo, después de ser silbado tras perder un balón. CR7 respondió a los silbidos de la grada con un “¡Hijos de puta!”, expresión que repitió varias veces, añadiendo: “¡Filhos de puta!” y “¡Vais a tomar por culo!”… Además obsequió al público madridista, su público, con su repertorio de gestos, muecas y miradas amenazantes, hasta el punto de que Sergio Ramos tuvo que intervenir para reconducir la situación y que no fuera a mayores.

A diferencia de otros años, en la Liga española no hay margen de error y hay que esperar al final, porque lo mejor está por llegar.

Mail: carloshorta2345@gmail.com

Twitter: @Hortattack

Imprimir

Comentarios