Deportes

Revela dueño de los Pats por qué su lealtad a Trump

  • cronica.com.mx
  • cronica.com.mx

El reportero y columnista Gary Myers del New York Daily News logró hacer una entrevista, en la que uno de los hombres más poderosos del mundo del deporte en los Estados Unidos, Robert Kraft, dueño de los Patriotas de Nueva Inglaterra, habla de temas tan cruciales como actuales, en una entrevista que ha acaparado muchos de los titulares de los medios de comunicación en la Unión Americana.

El reportero del diario neoyorkino tuvo una plática con  Kraft en la que salieron nombres como el ex presidente Barack Obama, el comisionado de la NFL Roger Goodell y por supuesto el actual mandatario de Estados Unidos Donald Trump. La charla ha dejado al descubierto la fractura entre dos de los hombres más importantes del deporte en Estados Unidos y su cercanía, más de lo que se creía, con el nuevo presidente de Estados Unidos.

HOMBRE CLAVE… Kraft fue el personaje clave en las negociaciones con la Asociación de Jugadores en el verano del 2011 que impidió que hubiera huelga, apoyando a su entonces gran amigo, Goodell, negociando mejor que nadie para evitar la catástrofe financiera de un paro de la NFL. Para eso dejó de estar al lado de su esposa, prácticamente en su lecho de muerte, y su terminó siendo la voz de la razón.

Seis años antes, cita Myers en su entrevista en el NYDN, Kraft se encontraba sentado en una mesa lejos de la que tenían Bill y Hillary Clinton en la boda de Donald Trump en su Mansión en Mar-a-Lago en Florida. Kraft ha sido un demócrata de toda la vida y fue uno de los principales donadores a la campaña presidencial de Barack Obama, pero Donald Trump es su amigo.

Ahora la relación con Goodell ha quedado fracturada y su amistad con Trump es más fuerte que nunca. Goodell es el dirigente deportivo más poderoso de Estados Unidos, Kraft, dueño de los Pats es el hombre más poderoso entre todos los propietarios de equipos de la NFL y Trump es el hombre más poderoso del mundo. Demasiado poder, asegura Myers,  acumulado en sólo tres personas.

EL DEFLAGATE… El más exitoso propietario en la historia de la NFL, aún se siente afectado por el deflagate, y como impactó su alguna vez cercana relación con Goodell. Además, dio a conocer públicamente como fue que en el momento más triste de su vida, Trump se ganó su amistad y lealtad para siempre.

Kraft no acepta aún la multa de un millón de dólares que le impuso Goodell, el hecho de que hubiera arrebatado también su primera selección del Draft siguiente en la más grande controversia en la historia de la Liga, pero lo que de plano lo ha dejado en estado de shock fue la forma como fue suspendido Tom Brady a quien Kraft considera como si fuera su quinto hijo, porque dice que no puede aceptar que la suspensión de cuatro partidos ensució la reputación e integridad de un jugador que muchos consideran ya el mejor quarterback de todos los tiempos.

Goodell por supuesto no ha puesto un pie en el Gillette Stadium los últimos dos años, y no se ve que haya alguna posibilidad de pueda regresar y menos, que reciba una invitación a la casa de Kraft para una fiesta en Brookline.

“Como será en el futuro no lo sé –dice Kraft en la entrevista- pero aquí en los Patriotas, preferimos seguir adelante, queremos ser positivos como lo es Brady, y como nativo de Nueva Inglaterra, somos gente que prefiere hacer en vez de decir y no, no estoy esperando que ganemos el Superbowl para que Roger tenga que entregar el balón a Tom, eso es algo de lo que no quiero hablar, simplemente queremos ganar y entonces hablaremos del tema”.

En opinión de Kraft, el hecho de que Brady haya visto perjudicado su prestigio, le ha dado una motivación extra para prepararse mejor y jugar mejor. Así que mientras Brady, Kraft y Bellichick se preparan para tratar de ganar su quinto Suerbowl, ¿dónde queda la amistad con Trump?

CERCANO Y AMIGO DE TRUMP… El propietario de los Patriotas y el nuevo presidente de Estados Unidos han sido amigos desde hace mucho tiempo, incluso antes de que Trump pensara en postularse. Era recurrente ver al nuevo presidente en el palco de Kraft en el estadio, pero es dificil entender como un líder como Kraft, viviendo en un estado mayormente Demócrata puede conciliar sus propios asuntos políticos y su amistad con un presidente Republicano.

Suena curioso, según sigue citando el NYDN, si los Vaqueros son denominados “el equipo de América”, ahora los Patriotas podrían ser llamados “el equipo de Trump”.

La lealtad de Kraft se remonta a los tiempos cuando su esposa Myra murió víctima de cáncer en 2011, poco tiempo después de que se salvaran las negociaciones que evitaron la huelga.

“Cuando Myra murió –dice Kraft- Melania y Donald vinieron al funeral en nuestra sinagoga, luego vinieron en el fin de semana del Memorial a estar conmigo… Donald me llamó una vez a la semana durante todo el año, fue el año más deprimente de mi vida y cada vez que lo hacía, era para invitarme a hacer cosas, trató de elevar mi espíritu, el fue una de esas cinco o seis personas que siempre estuvieron conmigo”.

Esa es la razón por la que en una cena de preinauguración del mandato de Trump, Kraft estaba sentado cerca de Trump, casi como el dueño de los Jets, Woody Johnson, quien se espera sea el Embajador ante el Reino Unido.

“Siendo honesto, tenemos un gran reto, -dice Kraft- necesitamos ayudar más, hay personas de la clase trabajadora que han resultado muy afectadas en los últimos 10 años, yo realmente creo y espero que la nueva administración hará eso”.

Por supuesto que está claro que Trump no acudirá al Superbowl, pero si eso sucede y los Patriotas ganan, tal vez sea él y no el ex amigo Roger Goodell quien les entregue el trofeo a Kraft y Brady.

Imprimir