Nacional

Prolifera el lenguaje de odio en la política: CNDH

En el centenario de la Constitución de 1917, México enfrenta un entorno complejo en donde la universalidad de la cultura del respeto a los derechos humanos, no sólo se cuestiona, sino que empieza a  ser dejada de lado, bajo el interés económico y político sustentado en un lenguaje discriminatorio y de odio, sentenció el titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez.

En clara referencia a los ataques del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el Ombudsman afirmó que la Nación no debe incurrir en las mismas conductas para defender sus derechos e intereses.

"Ante  el infundio la verdad, ante el agravio la razón, ante el amago de fuerza el orden y la justicia", indicó.

Al inaugurar el foro "100 años de los Derechos Humanos en la Constitución mexicana, González Pérez dijo que empieza a proliferar en la política el lenguaje de odio.

" Se le encuentra en los lenguajes de demagogos, pero también en las redes sociales, en las emisoras de radio, en las conversaciones cotidianas, en la calle y en los parlamentos", refirió.

Indicó que que hoy como hace 100 años, que se promulgó la Constitución Política de 1917, el problema radica en la vigencia real de los derechos humanos y de las leyes.

El Ombudsman nacional afirmó que el reconocimiento a las leyes no garantiza su respeto y aplicación efectiva en la práctica, ni previene por completo que existan violaciones a los mismas.

"Es preciso eliminar los obstáculos que previenen la cercanía entre las normas jurídicas y la sociedad para lograr que los derechos, su respeto, defensa y garantía, formen parte de la realidad cotidiana de las personas", expresó en la Antigua Escuela de Medicina.

Acompañado de la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la República, la perredista, Angélica de la Peña, González Pérez aseguró que México enfrenta un entorno complejo.

Imprimir