Lucia di Lammermoor es una victoria del amor y del espíritu: Irina Dubrovskaya | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Lucia di Lammermoor es una victoria del amor y del espíritu: Irina Dubrovskaya

Irina Dubrovskaya dice que la vejación a la que es sometido el personaje de “Lucia”, es algo que ha existido desde siempre.

La soprano rusa Irina Dubrovskaya debutará en el Palacio de Bellas Artes con la ópera Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti, que estará bajo la dirección escénica de Enrique Singer, titular de la Compañía Nacional de Teatro.

“El papel es muy difícil, complicado, físicamente al final tienes que sobrevivir, sin mencionar que hay que cantarlo también. Es una papel que cuando lo interpretas ya puedes decir que eres realmente una soprano”, comenta Irina Dubrovskaya.

Con esta participación Irina Dubrovskaya debuta en el coloso de mármol, sin embargo ya había estado en México 10 años atrás, época en la que dio vida a “Gilda”, de la ópera Rigoletto, de Giuseppe Verdi, por lo que considera a esta ocasión la indicada para interpretar a un papel con diferentes características:

“El papel es muy cercano y muy importante, porque veo que el personaje está más allá del amor, de los deberes y de una joven. Lucia di Lammermoor es una victoria del amor y del espíritu. Es muy especial que se llame “Lucia”, porque significa luz del amor, que generalmente rompe todas las fronteras, todos los nudos y finalmente se glorifica”, indica la soprano.

Dubrovskaya también describe a “Lucia” como una mujer un tanto religiosa y sostiene que le atrae más por ser una historia real: “Existió 1669 cuando una pobre niña fue obligada por su padre a casarse con su tío y también entramos en mundo de hombres donde hay incesto”.

La artista no oculta su emoción al hablar sobre el personaje, al que conoce desde hace varios años, mismo que rechazó en dos ocasiones cuando se lo ofrecieron, debido a que no se sentía del todo segura para poderlo ejecutar.

En cuanto a la vigencia de la historia, Irina Dubrovskaya opina que la vejación a la que es sometida “Lucia”, es algo que ha existido desde siempre, “pero al final no todos son capaces de hacer lo que ella logra. Hay ejemplos en la historia y lo más importante de esas mujeres y de “Lucia” es que nunca traicionaron a su fe. Siempre va a ser actual”.

ARGUMENTO. Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti, ópera basada en una obra de Walter Scott que está dividida en tres actos, será dirigida por Enrique Singer, dramaturgo que confiesa sentirse atraído por la obra:

“Es una ópera basada en The Bride of Lammermoor, de Walter Scott, y en la versión de Donizetti no la traicionan, la transformación que hacen es muy interesante. En la novela original están las mismas líneas dramáticas, es  decir una mujer frágil pero al mismo tiempo potente, joven, que está rodeada de un mundo fantástico y que está en medio de una conspiración por el poder”.

El año pasado, Enrique Singer dirigió dicha ópera en León, Guanajuato, por lo que confiesa que es casi el mismo montaje: “No hay grandes cambios, pero al trabajar con cantantes distintos, cambian aspectos sutiles de la puesta en escena”.

En la pieza de Donizetti, la historia se desarrolla en Escocia, sin embargo Enrique Singer dice que cambiaron de locaciones por diferentes razones:

“Una de ellas es porque en la Ciudad de México de principios del siglo XXI, el mundo escocés nos queda lejos, nos parecía mucho más cercana la Europa barroca, su estética nos es muy cercana, entonces decidimos tener este enfoque, y porque algunas aristas tienen que ver con el Barroco, tiene distintas líneas dramáticas, encontradas entre sí, que conforman un mundo cuya unidad podríamos llamar casi Barroca”.

La última vez que se presentó Lucia de Lammermoor en el Palacio de Bellas Artes, fue en 2007, con un montaje que estuvo a cargo de María Moret, pero se vuelve a presentarse siendo fiel a la historia original: “La ópera pertenece al bel canto, eso hace que el acento dramático no esté puesto en la acción sino en la belleza de la voz”.

Lucia di Lammermoor, que se presentará del 19 al 28 de febrero en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes,  contará con la dirección concertadora de Srba Dinic y la dirección escénica de Enrique Singer.

Imprimir