Mundo

Conservador Fillon acusa a sus rivales de atacar su candidatura en Francia

El candidato de la derecha a las presidenciales francesas, François Fillon, acusó ayer a sus rivales políticos de la izquierda de promover un ‘’intento de golpe de estado institucional’’ en su contra, con las acusaciones de empleos supuestamente ficticios que pesan sobre su esposa, mientras en su propio partido ve cómo aparecen voces que piden que abandone su carrera por el Elíseo.

En una reunión con integrantes de su partido Los Republicanos, el político conservador se presentó como víctima de una campaña que busca desestabilizar su candidatura y pidió a su grupo político que lo apoye en los próximos 15 días, plazo en que esperar aclarar la situación.

De acuerdo con revelaciones de la prensa, Penélope Fillon estuvo contratada por su marido durante más de 10 años como asistente parlamentaria, por lo cual cobró 968 mil dólares.

El pasado jueves, un día después de que el semanario satírico “Le Canard Enchaîné” destapara el escándalo, el ex premier de 62 años, dijo ser objeto de una campaña mediática en su contra, pero ayer apuntó directamente al poder.

El gobierno francés se defendió y negó estar detrás de las revelaciones que originaron el escándalo.

Fillon advirtió que no retira su candidatura a la presidencia pese al escándalo en el que se encuentra implicado. “Voy a ir hasta el final”, a pesar de que la credibilidad de su candidatura “está en entredicho”, señaló.

Imprimir