Regla 10/8 viola la Constitución | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Regla 10/8 viola la Constitución

Este mes se celebra el primer centenario de la promulgación de la Constitución Política de 1917 que actualmente nos rige, y el deporte no está exento de esta celebración, más precisamente el Futbol, pero contrario a que se deba por la perfecta aplicación de sus leyes, lo ha hecho en la polémica de “ignorarla” dando paso a cuestionamientos.

El primer artículo de nuestra Constitución estipula: “En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse”. Además en párrafos subsecuentes señala: “Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley”.

En el Futbol Mexicano entró en vigor la regla “10/8” a partir del Apertura 2016. en la cual permite que los clubes de la Primera División Profesional registre por encuentro hasta 10 no nacidos en México, aunque las plantillas pueden tener más jugadores foráneos en sus filas.

 “Con el objeto de promover el desarrollo deportivo del futbol mexicano, de los 18 jugadores que alinea un club, al menos 8 deben cumplir con la condición de haber sido registrados en el futbol mexicano antes de cumplir los 18 años y haber participado mínimo en un torneo organizado por la Federación Mexicana de Futbol.

“Los 8 jugadores a que se refiere este artículo tendrán que registrar la nacionalidad mexicana al momento de su primer registro en la FMF”.

“Los jugadores con doble nacionalidad, méxico-americana, podrán ser considerados dentro de los 8 jugadores si al momento de su primer registro en la FMF no habían cumplido los 19 años”.

Con ello, jugadores que nacieron en nuestro país no pudieron ser registrados como mexicanos debido a que no contaron con el registro antes de los 18 años en el futbol profesional de México, el caso más conocido fue el del mediocampista de Cruz Azul, Rafael Baca, quien nació en Michoacán, pero desde niño emigró con sus padres a los Estados Unidos y tuvo la oportunidad de debutar en el profesionalismo con el San José Earthquakes de la MLS y regresó a la edad de 24 años a México para participar con La Máquina en el torneo Clausura 2014, pero con el detalle que dos años después iban a ser “violados” sus derechos como mexicano para tener que jugar como extranjero el Apertura 2016, debido a una laguna en el reglamento, que de caso contrario, benefició al argentino del Veracruz, Miguel Noya, quien a los 18 años debutó con el Tecamachalco de la Segunda División de nuestro país, y por ese sencillo hecho, fue registrado como jugador nacido en este país por el endeble reglamento de nuestro balompié profesional.

Mientras tanto, el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, aceptó que el error fue sólo en criterio, aunque reveló que el reglamento tendrá que ser adecuado a partir de la Temporada 2017-2018, por lo que Rafael Baca, mexicano de nacimiento, tendrá que esperar hasta julio para poder jugar como tal con Cruz Azul o cualquier otro club en nuestro futbol.

En uno de los casos más antiguos en nuestra Liga, en los que se desechen los derechos de las personas, jugadores y agremiados, es el famoso y maldecido Draft el cual nació en 1993 y desde entonces, ha levantado diversas opiniones, aunque varias de ellas en contra de que siga realizándose, pese a que la FIFA ya advirtió a los máximos dirigentes de la Federación Mexicana de Futbol, el detener esta práctica y alinearse a los estatutos del máximo organismo del balompié mundial.

Por otro lado, el escándalo de los constantes adeudos de salarios a jugadores, cuerpo técnico y administrativos en el club Jaguares de Chiapas, encendieron las alarmas en el gremio.

Uno de los máximos referentes que regresó a México luego de una breve aventura por el Futbol de Italia, y con un amplio palmarés en España, Francia y Selección Nacional, Rafael Márquez, ha levantado la mano para unificar a los futbolistas y crear una Asociación que no esté ligada a la Federación Mexicana, para velar por los intereses y derechos de los jugadores.

De acuerdo con Márquez, que ahora juega en el Atlas, con este gremio buscará proteger la dignidad de los futbolistas, “que no tienen voz para decidir si quieren ir o no a un club”. La iniciativa también pretende terminar con el mercado de transferencias y el llamado “Pacto de Caballeros”, ese acuerdo no escrito entre los directivos del balompié local que se aplica para someter a los jugadores que osan rebelarse.

En entrevista para La Crónica de Hoy, Márquez reconoció que si los futbolistas se dejan manejar al antojo por los clubes es por el miedo a perder su trabajo, el cual en varias ocasiones lo ven como la única forma de salir adelante, la mayoría de ellos con familias que mantener.

“Sigue pasando lo que ha pasado en otros equipos en México; los tratan como quieren (a los jugadores) y a final de cuentas unos tratan de cuidar su trabajo para no perjudicar sus cosas. Seguimos intentando, elaborando, para en un futuro hacer que el jugador tenga voz y voto”, comentó.

“Hay casos que desaparecen jugadores, o los amenazan, que los sacan de la profesión. Se tiene que evolucionar, porque hasta la FIFA trata de regular estos casos y esperemos que esto se pueda regular aquí en México”, enfatizó el actual capitán del Atlas.

En los setenta, de hecho, el defensa Carlos Albert Llorente fue orillado al retiro por los directivos a raíz de una demanda que promovió contra su equipo, Necaxa, por cuestiones contractuales, y luego de formar la Asociación Sindical de Futbolistas Profesionales de la República Mexicana.

Pese al festejo del primer centenario de la Constitución Mexicana, el jugador debe estar consciente de que agruparse es para crecer, que debe ser el objetivo principal, y en el momento que se requiera, que se haga valer la ley; el más claro ejemplo es la Federación Mexicana de Futbol, que la ha ignorado.

Imprimir