1917-2017. Constitución CDMX

Carlos Candelaria

Después de algunos meses, por fin la Ciudad de México tiene su primera Constitución, en esta construcción jugaron un papel importante Aida Arregui, Hugo Erick Flores y Andrés Millán, constituyentes del Partido Encuentro Social, que hicieron valer la voz de nosotros en la vieja casona de Xicoténcatl.

En el documento impera un derecho, el de la igualdad entre todas las personas sin distinción por cualquiera de las condiciones de diversidad humana, se prohíbe toda forma de discriminación que atente contra la dignidad humana, así como la exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de los derechos de las personas, grupos y comunidades.

También está prohibida la discriminación motivada por origen étnico o nacional, apariencia física, color de piel, lengua, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, la situación migratoria, las condiciones de salud, embarazo, la religión, las opiniones, la preferencia sexual, la orientación sexual, la identidad de género, la expresión de género, las características sexuales y el estado civil.

Con base en el Programa de Derechos Humanos y diagnósticos cuya información estadística e indicadores sirvieron de base para asegurar la progresividad y no regresividad de los derechos, se creó un Sistema Integral de Derechos Humanos, articulado al sistema de planeación de la ciudad, para garantizar la efectividad de los derechos de todas las personas.

En el aspecto colectivo, se reconocieron todas las estructuras, manifestaciones y formas de comunidad familiar, en igualdad de derechos, protegidas integralmente por la ley y apoyadas en sus tareas de cuidado.

La protesta social se reconoce como un derecho individual y colectivo, que se ejercerá de manera pacífica sin afectar derechos de terceros, quedó prohibido de forma expresa la criminalización de la protesta social y la manifestación pública.

Un derecho universal que toma fuerza en nuestra constitución es el de la educación en todos los niveles, así como al conocimiento y al aprendizaje continuo, además se prevé que las autoridades educativas promuevan poco a poco la ampliación de las jornadas escolares hasta un máximo de ocho horas con programas artísticos, deportes y de apoyo al aprendizaje.

Un tema que es importante destacar es que a los adultos mayores se les garantiza el derecho a servicios de alfabetización, educación primaria y secundaria, así como oportunidades de formación para el trabajo a lo largo de la vida, con las particularidades adecuadas que requieran.

Ahora desde la Asamblea Legislativa, VII Legislatura, tenemos la tarea de trabajar las leyes secundarias y armonizar el documento para que los objetivos se cumplan, no debemos olvidar que toda esta acción es y será en beneficio de la sociedad.

* Coordinador del grupo parlamentario del PES en la ALDF

Síganme en:

Tuiter: @Candelaria___

Facebook: Carlos Candelaria

Email: candelariadiputadopes@gmail.com

Imprimir

Comentarios