Nacional

INE devolvió los $1,070 millones y los intereses

El Instituto Nacional Electoral (INE) reintegró la mañana de ayer jueves a la Tesorería de la Federación (Tesofe), a través de una transferencia electrónica, los mil 70 millones 049 mil 035 pesos que serían utilizados para la construcción de las instalaciones proyectadas en sus oficinas centrales en Viaducto Tlalpan.

Los recursos se encontraban en el Fideicomiso para el Cumplimiento del Programa de Infraestructura Inmobiliaria del INE (constituido en Banjercito), y la devolución incluye los intereses generados hasta hoy.

La suspensión de la construcción formó parte de las medidas de austeridad anunciadas el pasado 11 de enero por los consejeros del INE, las cuales tienen como objetivo contribuir a enfrentar con sensibilidad y responsabilidad la situación económica que atraviesa el país.

A partir del 1 de febrero de este año, también entraron en vigor las medidas de austeridad consistentes en la disminución del 10 por ciento de los salarios de los consejeros electorales y de los integrantes de la Junta General Ejecutiva ampliada.

De igual forma, se puso en marcha la cancelación de la prestación de telefonía celular para estos funcionarios.

Antes de que concluya este mes se anunciarán medidas adicionales de austeridad, anunció el INE en un comunicado en el que mostró la copia del cheque por el monto devuelto.

La devolución se hizo hasta esta fecha y no el 11 de enero pasado, cuando fue anunciada, en virtud de que los recursos se encontraban en dicho Fideicomiso, el cual apenas quedó liberado este jueves.

En su momento, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, dijo que el organismo a su cargo “no solamente tiene un fin social de garantía de los derechos políticos, sino que para cumplir con ese fin requiere del acompañamiento y compromiso democrático de los ciudadanos: “Asumimos que no podíamos ser insensibles frente a las circunstancias actuales”, dijo.

Córdova Vianello informó que el INE concluirá la elaboración del Proyecto Ejecutivo de las nuevas instalaciones  -que se encuentra en curso-, a fin de que, junto con el Plan Maestro finalizado en 2016, constituyan un insumo disponible para cuando, si un contexto económico favorable del país lo permite, se realice la construcción.

El pasado 25 de enero, los miembros de la Junta General Ejecutiva y Junta General Ejecutiva ampliada del INE firmaron su adhesión al acuerdo, paso indispensable para completar el documento en el que se determina la disminución del 10 por ciento de su salario.

Imprimir