La Esquina

Donald Trump ha sido explícito. Dice, con aires de emperador, que va a “enderezar” el mundo, de acuerdo con su peculiar visión. Rompe toda diplomacia en ello. El mundo no puede ceder a ese chantaje. México, mucho menos. De ahí que se requiera unidad en lo fundamental.

 

Imprimir

Comentarios