Nacional

Preocupa posible deportación de miles de indígenas

Ante la posible deportación de miles de indígenas de Estados Unidos, los cuales regresarían a sus comunidades, es indispensable considerar la problemática de estos pueblos en la agenda nacional, afirmó el diputado Cándido Coheto Martínez.
El presidente de la Comisión de Asuntos Indígenas sostuvo que estas comunidades ya han esperado mucho tiempo para ser atendidas y la coyuntura actual “nos exige ampliar sus oportunidades”.
“Nos preocupan los indígenas, particularmente unos tres millones de migrantes, la mayor parte de comunidades rurales que, en caso de que regresen, “¿qué les ofreceremos, cuántos miles de empleos se deberán crear?”.
Resaltó la amenaza de un presidente estadunidense que trae resentimientos y odio hacia México, por lo cual es importante abordar temas como el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos de derecho público, a fin de que se respeten sus usos y costumbres.
, y los puedan ejercer libremente.
“Somos el 20 por ciento de la población mexicana, es decir, 25.8 millones de indígenas, quienes demandan una mejor atención, sobre todo en materia de desarrollo agropecuario, salud y combate a la pobreza”, explicó en entrevista.
Cándido Coheto recomendó “no esperar otro movimiento como el ocurrido en Chiapas. Reconozcamos los derechos de los indígenas y solucionemos el problema de la pobreza de raíz. No se resolverá sólo con reformas legislativas, sino con políticas públicas que generen acciones compartidas con los pueblos, considerando sus potencialidades y recursos naturales”.
“Basta de políticas paternalistas o asistencialistas que, en lugar de combatir la pobreza, la arraigan y condenan a la gente a vivir miserablemente, generando dependencia y obstaculizando su creatividad”, afirmó.
Consideró que se requiere un desarrollo autogestivo, donde los proyectos surjan de la misma comunidad, es decir, “no generar dependencia, sino enseñarles a administrarse. Ante ello, debemos proponer iniciativas que nos lleven a exigir políticas públicas de combate a la pobreza real, fuera de paternalismos y proyectos asistencialistas”. 

 

Imprimir