Nacional

Con un fuerte dispositivo de seguridad comparece El Chapo en Nueva York

Joaquín Guzmán Loera estuvo acompañado por su esposa Emma Coronel. Su abogado protestó por las inhumanas condiciones en que permanece encarcelado y se cuestionaron los documentos que se presentaron para su extradición

Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, compareció ante el tribunal federal en Nueva York, Estados Unidos.

En su traslado tuvieron que cerrar el puente de Brooklyn como medida de seguridad. Lo hizo rodeado de policías y durante la comparecencia el juzgado fue sitiado por otras docenas de agentes, así como un helicóptero que sobrevolaba la zona.

En la comparecencia, donde el capo estuvo acompañado por su esposa, Emma Coronel, el abogado protestó las inhumanas condiciones en que permanece encarcelado el delincuente mexicano.

Además, se cuestionaron los documentos que se presentaron para la extradición del líder del Cártel de Sinaloa.

La defensa hizo hincapié ante el tribunal de la rutina de encierro en la que mantienen al capo en el Centro Correccional Metropolitano, en Manhattan, pues está en su celda 23 horas al día, y solo se le permite una hora de ejercicio solitario.

Además aseguraron que no se le permite ni siquiera tomar un vaso de agua y pidieron que pueda recibir visitas, como el de su esposa y su abogada en México.

La Fiscalía, por su parte, cuestionó que El Chapo esté representado por abogados de oficio, cuando puede pagar perfectamente por su defensa.

En un relato del encuentro judicial, el diario El Debate, de Sinaloa, informó que El Chapo iba vestido con el traje azul de la prisión, con manga corta. Se mostró tranquilo e inexpresivo. Aunque se veía cansado, con los ojos rojos. Lo primero que le dijeron cuando entró a la corte fue que Emma Coronel estaba en la segunda fila. Él volteó y ella le sonrió.

Emma Coronel iba vestida de negro y con un pañuelo amarillo en el cuello; es una ex reina de belleza de 27 años y madre de mellizos que son hijos de El Chapo.

Los abogados de oficio pidieron al juez Brian Cogan permiso para que la joven pueda visitarlo en el Centro Correccional Metropolitano, a tres kilómetros de la corte.

Pero Cogan dijo que la decisión corresponde a las autoridades carcelarias, que ya han negado a Coronel el derecho de visita, y defendió las extremas medidas de seguridad para El Chapo.

“Voy a dejar esta decisión a las autoridades de la prisión. Este es un caso inusual”, respondió el juez Cogan. “Obviamente están tomando medidas extras de seguridad”, agregó.

Emma y el capo sinaloense escucharon la audiencia de unos 40 minutos con la ayuda de un traductor sentado a su lado.

Concluidos los 50 minutos, los agentes de la DEA procedieron a retirar a El Chapo para regresarlo a su celda, y mientras recorría la sala, le sonrió a su esposa.

Cuando la sobrina del finado narcotraficante, Ignacio Coronel, llegó a la corte, reporteros y camarógrafos la asediaron para conseguir una declaración, ella entró al recinto sin pronunciar palabra alguna. A su salida, la situación se repitió.

Horas después de concluida la audiencia, Coronel escribió en la red social Twitter: “Tengo la hermosa costumbre de sentir respeto por quien acepta sus errores y se ríe de ellos. Me enamoro fácilmente de esa grandeza”.

Guzmán Loera se ha declarado inocente de los cargos de dirigir una operación masiva de narcotráfico que blanqueó miles de millones de dólares y supervisó asesinatos y secuestros.

Imprimir