Roberto Alcaráz

Con la Granja Deshidratadora Solar de México, instalada en Xochimilco, se pueden deshidratar hasta 20 toneladas de vegetales o frutas comestibles al mes, con lo cual se evita su desperdicio. Roberto Alcaráz es parte de este desarrollo tecnológico financiado por Seciti, de la Ciudad de México, que transforma el nopal en harina para venderlo. La iniciativa es importante porque de acuerdo con los precios actuales, se pierden 4 mil pesos por cada tonelada de nopal fresco que fue cosechada y no se vendió. Buena estrategia.

Imprimir

Comentarios