Bienestar

Accesibles análisis clínicos de vanguardia

Prevención. La enfermedad es una de las vías que lleva a la pobreza, un diagnóstico oportuno puede evitar catastróficos desenlaces en la economía familiar

Sin necesidad de castigar al bolsillo, hazte los exámenes ordenados por el médico con la certeza de que son de alta calidad.

La mayor parte de las personas que cuentan con seguridad social han tenido que esperar largos periodos para realizarse algún análisis clínico, por ejemplo: una mastografía; cuando se trata de una enfermedad grave en su fase aguda, el tiempo es un recurso que el paciente no puede desperdiciar. Es por eso que al paso de las horas apremia saber cuál es el estadio de la enfermedad, por lo que esta urgencia empuja al enfermo y a su familia a buscar respuestas en el servicio privado, el cual ofrece un amplio abanico de opciones: bueno y costoso; accesible sin valor agregado; económico pero no confiable o una combinación de todos los factores anteriores.

Con el fin de que todos los mexicanos tengan acceso a análisis clínicos como los que se hacen en cualquier hospital de alto nivel en Estados Unidos, la Fundación Salud Digna Para Todos IAP cuenta con sesenta unidades clínicas distribuidas en la República mexicana, las cuales ofrecen sus servicios a costos pagables por el grueso de la población. Por ejemplo: rayos X cuesta 120 pesos.

Aunque no es una regla, cuando se cubre una tarifa módica, lo que en consecuencia se recibe es un servicio limitado; en el caso de los rayos X, que hemos citado, el producto a recibir suele ser una radiografía de baja definición que quizá no esté interpretada, o si lo está, las indicaciones podrían carecer de precisión.

En Salud Digna para Todos la política es diferente, ya que en el caso de las mujeres con cáncer de mama, los 180 pesos que pagan por una mastografía incluyen el trabajo de un equipo de profesionales certificados, además de que los resultados se entregan físicamente como en cualquier institución privada de prestigio y están debidamente interpretados.

Para que un profesional de estudios clínicos sea contratado por esta Fundación, debe acreditar su especialidad en diferentes exámenes en los que demostrará su pericia al momento de evaluar la información que está recibiendo en pantalla y además también tiene que contar con una subespecialidad.

Por parámetros como éste, la clínica matriz en Culiacán, Sinaloa, recibió la acreditación de la Joint Commission International (JCI), certificado a nivel mundial que garantiza a los usuarios la calidad del servicio que están recibiendo. Cabe destacar que este reconocimiento fue entregado por Paula Wilson, presidenta de la JCI, y por el doctor José Narro Robles, titular de la Secretaría de Salud.

ENFOQUE DE PREVENCIÓN. La mayor parte de las personas que llegan a esta fundación es porque ya son pacientes de alguna enfermedad y necesitan el análisis clínico para elaborar el tratamiento; sin embargo, Juan Carlos Ordoñez, director general de Salud Digna comentó que el objetivo es que los mexicanos asistan a la clínica a hacerse sus revisiones de manera periódica.

En este sentido citó el caso de las mujeres embarazadas, mexicanas que según él no se practican el número de ultrasonidos que son necesarios para monitorear el correcto desarrollo del neonato; para que el ginecólogo pueda orientar correctamente a la futura mamá, en la fundación el ultrasonido 4D (cuarta dimensión) cuesta 250 pesos. Aunado a esto, Salud Digna para Todos ofrece servicio de nutrición, así las mujeres que tengan algún problema con su peso podrán controlarse y adquirir hábitos alimentarios que la beneficiarán a ella y al bebé.

En lo que corresponde a salud sexual, para acercar los métodos de diagnóstico más avanzados al grueso de la población, se ofrece el Papanicolau de base líquida a 150 pesos, inversión con la que en caso de existir algún tipo de virus cancerígeno, se podrá detectar antes de que aparezcan las lesiones sobre el cuello del útero y por ende se prescribirá el tratamiento que evite la aparición del cáncer cérvico-uterino.

Para que mujeres y hombres mayores de 18 años se acostumbren a practicarse una revisión anual que les permita detectar diabetes u otros males desde fases tempranas, la fundación ha promocionado un paquete con valor de 350 pesos que incluye, entre otras cosas: medición de glucosa, urea, creatinina, ácido úrico, colesterol, triglicéridos, perfil de lípidos, biometría hemática completa y examen general de orina.

Salud Digna para Todos también ofrece el servicio de óptica, así las personas que necesiten valorar la calidad de su vista, y que quizá necesiten anteojos, pueden resolver esta necesidad en un tiempo no mayor a 60 minutos a un costo que va desde los 180 pesos. La ganancia secundaria de este servicio es que, en caso de existir alguna enfermedad como retinopatía o glaucoma diabético, los especialistas que aquí laboran la pueden detectar desde estadios iniciales.

“Cabe aclarar que en Salud Digna para Todos no se ofrece consulta, lo que hacemos son diagnósticos interpretados para que el médico tratante sepa cómo debe de actuar con su paciente”, acotó Juan Carlos Ordoñez.

 

 

Imprimir