Mundo

Mareas humanas condenan racismo de Trump en Australia, Europa y Asia

Australianos criticaron al primer ministro, Malcolm Turnbull, por no adoptar una postura firme y decisiva ante Donald Trump

El veto migratorio volvió a sacar a las calles a miles de manifestantes que unidos en mareas humanas se solidarizaron con los inmigrantes y solicitantes de asilo y contra las políticas racistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en países de Europa, Asia y Australia, reportaron medios internacionales.
En Australia, miles de personas tomaron las calles de varias ciudades, entre ellas Canberra, Sídney, Newcastle, Hobart y Melbourne, y con pancartas en las que se leían: “La tortura a los refugiados es la vergüenza de Australia” y “Nada de muros, nada de campos de refugiados, nada de prohibiciones”, para expresar su apoyo a los refugiados y solicitantes de asilo.
Además criticaron al gobierno del primer ministro Malcolm Turnbull, por no adoptar una postura firme y decisiva ante Trump, luego de que en una conversación telefónica entre ambos, el mandatario estadunidense calificó de “estúpida” la reubicación de refugiados acordada por Australia con el anterior gobierno estadunidense.
BRITÁNICOS. En el Reino Unido miles de personas también protestaron frente a la embajada estadunidense en Londres contra las políticas discriminatorias y racistas del republicano, a la vez que los manifestantes también exigieron a la primera ministra británica, Theresa May, que retire la invitación de una visita de Estado a Trump.
En Francia, movilizaciones masivas se registraron en París, donde miles de personas, entre ellas muchos extranjeros que viven en la capital francesa, expresaron su rechazo al decreto antinmigrante con leyendas como: “Trump debe irse” o “los refugiados son bienvenidos”.
FRENTES. Movilizaciones similares se registraron también en Alemania, Italia, Indonesia y Filipinas. En este último, los manifestantes quemaron la imagen de Trump y rechazaron sus políticas racistas e islamófobas.
En Estados Unidos hubo manifestaciones en aeropuertos de varias ciudades como Nueva York, Houston, Los Ángeles y Boston, entre otras, donde grupos de personas portando carteles daban la bienvenida a los inmigrantes y refugiados tanto musulmanes como de otros cultos, y condenaron la política e ideología racista de Donald Trump.

Imprimir