Patriotas y Halcones, con un solo objetivo | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Patriotas y Halcones, con un solo objetivo

En circunstancias totalmente diferentes llegan los dos protagonistas del Superbowl, Nueva Inglaterra con Tom Brady tratando de acrecentar lo que será su legado, mientras Atlanta y Matt Ryan tratarán de ganar por vez primera en 51 años de historia de la franquicia, un título de la NFL

Patriotas y Halcones, con un solo objetivo | La Crónica de Hoy

Con el mismo objetivo final, pero en circunstancias totalmente diferentes, los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Halcones de Atlanta llegarán esta tarde al NRG Stadium de esta ciudad para pelear por la victoria en el Superbowl LI, validado por la entrega del Trofeo Lombardi a quien resulte vencedor y campeón de la temporada 2016-17 de la NFL.

Nombrados hasta el hastío durante las últimas dos semanas, habiéndose dicho casi todo lo que podía mencionarse sobre ellos, Tom Brady, el estelar e histórico ya pasador de los Patriotas y Matt Ryan, el quarterback de los Halcones, han sido las figuras centrales, también por diferentes motivos, de un número imposible de determinar de artículos que han hablado, desde sus preferencias alimenticias e infancia, hasta, por supuesto, los números establecidos a lo largo de la presente temporada y que los han traído como el centro de atención del evento individual más seguido en la faz de la tierra, el Superbowl.

El NRG Stadium casa de los Texanos de Houston, estará fungiendo como anfitrión de este evento, tal y como lo hizo en Enero de 2005, cuando los Patriotas enfrentamos y dominaron en un gran partido a las Panteras de Carolina para ganar el segundo Superbowl de su historia, desde entonces, han pasado muchas cosas, las más de ellas, que han permitido que crezca la historia de Brady de su legendario entrenador en jefe, Bill Bellichick, con quien ha formado un dueto que merece ya, la designación de la mejor pareja en la historia de la NFL.

Los Halcones mientras tanto, jugando en su temporada 51 en la NFL, estarán apenas por segunda ocasión en el Superbowl, son una de las escasas 8 franquicias, algunas de ellas ya desaparecidas como el caso de los Petroleros de Houston, que nunca, en la Era del Superbowl, han podido convertirse en campeones. Lo más cerca que estuvieron de hacerlo, fue hace 18 temporadas cuando los Broncos de Denver de John Elway obtuvieron su segundo Supertazón tras haber derrotado en el primero a los Empacadores de Green Bay de Brett Favre.

Mientras que Bill Bellichick llega por décima ocasión al Superbowl considerando sus 3 como coach asistente, su contraparte es Dan Quinn, quien apenas está en su segundo año como Entrenador en Jefe y que ha comandado a la mejor ofensiva de la Liga este año con un promedio de 33.8 puntos por partido.

Evidentemente es el Trofeo Lombardi lo más importante del fin de semana y de la campaña, pero entre los logros de este equipo ya está el que su coordinador ofensivo, Kyle Shanahan haya sido designado el entrenador asistente del año y Matt Ryan el jugador ofensivo del año, reconocimiento que le llegó antes de que la noche de este sábado fuera designado el Jugador Mas Valioso de la NFL en el 2016.

ESTRATEGIAS. Tal y como sucedió hace dos semanas, Bill Bellichick se espera que trate de eliminar los peligros que representan los jugadores clave de Atlanta, comenzando con el receptor abierto Julio Jones quien promedió 17 yardas por recepción, lo que significará trabajo extra para el esquinero de Nueva Inglaterra Logan Ryan.

Por si esto no fuera suficiente, Atlanta es el único equipo que tuvo a sus cinco hombres de la línea ofensiva iniciando en cada partido de la temporada, incluyendo al agente libre Alex Mack, considerado uno de los mejores bloqueadores de la liga, abriendo camino al tandem de Devonta Freeman y Tevin Coleman, que promediaron más de 170 yardas en conjunto desde la Línea de scrimmage.

Shanahan dijo durante la semana que era evidente que Bellichick y su staff habían visto mucho futbol, y prácticamente no hay nada que no hayan enfrentado antes, pero que lo importante era darle confianza a los jugadores.

Nueva Inglaterra ha estado trabajando en cómo hacer que Ryan no se sienta cómodo. Para Quinn las entregas de balón serán claves y que la defensiva que se acomode primero tendrá la ventaja. Esto puede ser un factor muy importante a favor de los Patriotas que poseen a la mejor ofensiva anotadora de la campaña.

Para Matt Patricia el coordinador defensivo de Nueva Inglaterra, enfrentar a Atlanta es un reto, aunque dice que sus cinco frontales no son a prueba de balas como pudo verse en los duelos ante Kansas y Filadelfia en la temporada regular, y que es un riesgo enorme mandar más gente para que Ryan se mueva, pues eso lo podría poner más cerca de Coleman y Freeman con las consecuencias a la vista.

 Quinn era el coordinador defensivo de los Halcones Marinos de Seattle cuando hace dos años fueron derrotados por los Patriotas en el Superbowl en Phoenix con una dramática intercepción en la última jugada del partido por parte de Malcomo Buttler, pero para Quinn, lo mejor que tuvo ese día el partido fue la forma en que Brady sumó pases y pases completos hasta totalizar 37, la mayoría en la segunda mitad del partido, incluyendo el que conectó con Julian Edelman en el último minuto de juego y que terminó siendo el de la diferencia.

 Pero aquella defensiva de Quinn fue la 27 de la NFL en puntos admitidos y tenía 4 novatos, lo que fue fácilmente identificado y aprovechado por Brady.

MOTIVACION. Brady ha dicho que no está de ninguna manera motivado por probar su inocencia en la cancha luego de la suspensión que se aferró a hacerlo cumplir el comisionado Roger Goodell. Esta temporada, Tom fue atrapado 15 veces únicamente y tuvo una relación de 28-12 en pases de anotación contra intercepciones.

En contra de Atlanta, se espera que Nueva Inglaterra ocupe recursos como poner un hombre extra en la linea o un ala cerrada adicional y tratar de forzar que Atlanta ajuste su defensiva. LeGarrete Bloiunt el corredor de los Patriotas promedió 3.9 yardas por acarreo y tuvo 18 touchdowns las 299 veces que llevó el balón.

Los Patriotas parecen ser no sólo el favorito en el terreno de juego, sino el sentimental, aunque esa etiqueta no les sirvió de mucho cuando Eli Manning les destruyó la temporada perfecta en el 2008 y dos años más tarde impidió que Brady y Bellichick cobraran la revancha al derrotarlos de nuevo.

 

 

 

Imprimir