La Iglesia y la Constitución de 1917 - Carlos Villa Roiz | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017
La Iglesia y la Constitución de 1917 | La Crónica de Hoy

La Iglesia y la Constitución de 1917

Carlos Villa Roiz

Este 5 de febrero, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos cumple 100 años; fue aprobada por el Congreso Constituyente reunido en Querétaro en 1917, tras la convocatoria que hiciera el primer jefe del Ejército Constitucionalista don Venustiano Carranza, de acuerdo con lo establecido en el Plan de Guadalupe.

Con este documento se puso fin a la etapa armada de la Revolución Mexicana y la Ley entró en vigor el 1° de mayo de 1917, que vino a remplazar a la Constitución de 1857.

La Constitución de 1917 fue la primera en la historia que incluyó los “derechos sociales”, pues fue promulgada dos años antes que la Constitución de Weimar de 1919. Los primeros artículos de nuestra Constitución hablan de las garantías individuales.

Entre las leyes y documentos que analizaron los diputados constituyentes estuvo la Encíclica del papa León XIII, titulada Rerum Novarum, que fue fechada el 15 de mayo de 1891, y que es la primera Encíclica social de la Iglesia católica. En ella, este Papa que abrió las puertas de la Iglesia a los tiempos modernos, puso en equilibrio al capital y al trabajo, de modo que fijó los compromisos éticos y morales de los empresarios y los trabajadores, abordando temas como los sindicatos y el derecho a huelga, los horarios laborales, el derecho al descanso, la salud social y los partidos políticos.

La Encíclica Rerum Novarum que obedecía a “las cosas nuevas”, tuvo amplia difusión en el mundo cristiano y su repercusión también llegó a México, donde se discutió entre 1900 y 1912, sobre todo en lo que contendrían los artículos 123 y 27, referentes al derecho a un trabajo digno y socialmente útil, y a la propiedad de la tierra.

En el Congreso Constituyente, el principal promotor de estos principios fue el Diputado Victorio Góngora, quien había estudiado la Doctrina Social Cristiana en Lobaina, Bélgica, y participó en la Comisión que dio forma al Artículo 123 de la Constitución Política. Las principales aportaciones de este documento pontificio fueron el reparto de utilidades de las empresas, y el principio de que los conflictos laborales se pueden resolver de manera armónica y justa.

La Iglesia católica ya había puesto en marcha algunas de las propuestas de esta Encíclica, sobre todo en la formación de sindicatos, bolsas de ahorro, cooperativas de trabajadores, organización social, y entre las personas que promovieron la doctrina social de la Iglesia está el santo mexicano Cristóbal Magallanes, quien en su natal Totatiche, en Jalisco, fundó un asilo, escuelas y un hospicio, asimismo promovió la construcción de la presa La Candelaria.

En cuanto al Artículo 27, la influencia de la Iglesia quedó reflejada en la fracción racional de los latifundios, y en el respeto y la promoción de la propiedad agraria, respetando en todo momento la dignidad del campesino.  De este modo, la Doctrina Social de la Iglesia quedó reflejada en la Constitución Política, que este 5 de febrero cumple un siglo de que fuera promulgada.

La promulgación de la Constitución Política de 1917 coincidió con la fiesta litúrgica de San Felipe de Jesús, primer santo mexicano, criollo y misionero, que fue martirizado en Japón, de modo que tanto el Estado como la Iglesia celebran este día. 

Imprimir

Comentarios