Centroamericanos denuncian desapariciones ante la PGR | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 09 de Marzo, 2017

Centroamericanos denuncian desapariciones ante la PGR

Licy Santos forma parte de un grupo de 20 guatemaltecos, en su mayoría de origen indígena, que  esperaron más de cinco años para poder interponer una denuncia ante autoridades mexicanas por casos de un familiar desaparecido en territorio mexicano. Ahora lo ha hecho ante la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes de la PGR, creada apenas el año pasado.

Unas cenizas le fueron entregadas; le indicaron que eran las de su esposo que había salido meses antes en busca del sueño americano. No tiene la certeza de que que fue de él, de qué le pasó, si esas cenizas son de él.

Recuerda que han tenido muchos obstáculos. En parte, se le exigía realizar trámites en la Ciudad de México para que se le permitiera saber qué pasó.

La señora Lucy dice tener reservas aún de la autoridad mexicana: “porque muchas veces sólo nos escucha y no hace nada, esperamos que esta ocasión no sólo sea una promesa, sino una investigación seria, necesitamos respuestas, ya ha pasado mucho tiempo”.

Lucy Santos y demás familiares de personas desaparecidas acudieron el pasado 26 y 27 de enero al Consulado de México en Quetzaltenango, Guatemala, para presentar las denuncias como parte del Mecanismo de Apoyo Exterior (MAE) de la Procuraduría General de la República.

En ellas  las familias piden a la PGR que se realicen acciones básicas de búsqueda que debieron haberse hecho desde que ocurrieron los hechos de desaparición, tales como la búsqueda en centros de reclusión, hospitales, centros de atención psiquiátrica, entre otros.

La Fundación para la Justicia sostiene que organismos internacionales recomendaron a México en varios momentos la creación de un Mecanismo de Apoyo Exterior, es decir, justamente que la autoridad pudiera facilitar la denuncia en los consulados. México acepto y ahora esas instancias quieren que el mecanismo se haga eficaz.

En algunos de casos, como el de Licy, existen incertidumbres sobre identificación de restos que fueron cremados por las autoridades mexicanas sin consentimiento de las familias y sin una denuncia de por medio.

 

 

 

RECUADRO

Blanca Estela Botello
Mientras los gobiernos centroamericanos no resuelvan sus problemas internos, como la violencia, la inseguridad y el desempleo, la migración hacia Estados Unidos será imparable, expresó Ana Enamorada, hondureña integrante del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM), una  de las organizaciones que ha realizado marchas desde Centroamérica a México en busca de migrantes desaparecidos.
En entrevista, la mujer señaló que “esta es una responsabilidad de nuestros gobiernos. Y si nuestros gobiernos no tienen la mínima voluntad de hacer nada, por resolver los problemas que hay en nuestros países de origen, difícilmente se puede hacer algo”. 
Enfatizó que “al flujo migratorio nada lo detiene, sobre todo de Centroamérica que es el que a mí más me preocupa. Obviamente nadie sale porque quiere, hay una necesidad muy fuerte que nos obliga a salir del país”. 
Ana expresó su preocupación sobre la posibilidad de que el número de desapariciones de migrantes aumente, debido al endurecimiento de las políticas antiinmigrantes en Norteamérica.
Consideró que esta la política antiinmigrante además será benéfica para la delincuencia organizada, ya que aprovechará para llevar a cabo más extorsiones o secuestros, fenómenos que motivaron la realización de las marchas de madres (lo último que muchas supieron de sus familiares fue por una llamada de extorsión.
“La gente se ve obligada a salir y no importa lo que les vaya a ocurrir en el camino, como dicen muchos: prefiero ir a morir en el camino, que morir acá. Y esa es mi preocupación, porque entonces va a haber más desapariciones”, dijo.

Imprimir