Mundo

Japón continúa con trabajos para reubicar base aérea de EU

El gobierno de Japón tiene previsto trasladar la base aérea de Futenma de los Infantes de Marina de Estados Unidos desde una zona densamente poblada en la ciudad de Ginowan a Henoko.

Las autoridades de defensa en la prefectura japonesa de Okinawa comenzarán este lunes los trabajos para ganar terreno al mar con el fin de construir una instalación donde se reubicará la base aérea estadunidense de Futenma.

Este domingo llegaron a las costas del distrito de Henoko, ciudad de Nago, cinco barcos que se utilizarán en el proyecto, destacó la cadena NHK.

El gobierno de Japón tiene previsto trasladar la base aérea de Futenma de los Infantes de Marina de Estados Unidos desde una zona densamente poblada en la ciudad de Ginowan a Henoko. Sin embargo, el gobierno prefectural de Okinawa se opone a ello.

Buques de la Guardia Costera patrullan la zona ya que ciudadanos en canoas protestan por la reubicación. Las labores dirigidas al traslado comenzaron en octubre de 2015 en una zona próxima al lugar donde se va a ganar terreno al mar.

La localidad japonesa se ha mostrado preocupado por la seguridad de los aviones Osprey desde que se enviaron a la base militar estadunidense en el archipiélago nipón.

El pasado 13 de diciembre un Osprey, aeronave de transporte del Ejército de Estados Unidos en la base aérea de Futenma, realizó un amarizaje de emergencia en la zona de la prefectura de Okinawa, sur de Japón.

Las fuerzas estadunidenses rescataron a los cinco tripulantes del Osprey. Dos de ellos estaban heridos.

El Ejército de Estados Unidos empezó a estacionar aeronaves Osprey en la base de Futenma hace cuatro años. En estos momentos tiene 24 en servicio.

El V-22 Osprey diseñado por Bell Helicopter y Boeing Rotorcraft Systems ha mostrado fallas desde sus primeros vuelos en 1991, desde el cual han ocurrido al menos cuatro accidentes graves y varios menores.

En al menos siete accidentes se han registrado 36 muertes. Los dos últimos accidentes graves ocurrieron en abril y junio de 2012.

ijsm

Imprimir