Tiempo de unidad

Pepe Grillo

Tiempo de unidad

El centenario de la Constitución fue ocasión para hacer un llamado a cerrar filas.

La unidad fue el eje rector de los discursos en el Teatro de la República.

El presidente Peña Nieto recordó que la Carta Magna incorpora los valores de soberanía y libertad que nos ha unido a través del tiempo.

Y es que el centenario ocurrió en una coyuntura complicada. Los paradigmas a nivel internacional cambian de manera acelerada.

La nación está a prueba. Las decisiones que se tomen ahora determinarán presente y futuro el país.

Por eso es necesario tener unidad, no alrededor de una persona o un gobierno, sino en torno a los valores de la Constitución.

 

Piden respeto

Los gobernadores, agrupados en la Conago, y por voz por de Graco Ramírez, mandatario de Morelos, también subrayaron el tema de la unidad.

Pero Graco añadió para dejar claro y que se escuche lejos: a México y a los mexicanos se les respeta.

¿Qué tan lejos se debe escuchar? Por lo menos hasta la avenida Pennsylvania en Washington, DC.

La unidad y el respeto son los ejes rectores, pero lo que los haría funcionar es que los derechos reconocidos en la Constitución se materialicen.

 

Al que madruga

Alejandro Encinas tuvo una distinción de alcances históricos: entregó al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, la primera Constitución de la metrópoli.

Lo hizo justo el día que la Constitución General alcanzaba su centenario.

Mancera firmó de inmediato el decreto por medio del cual ordena su publicación.

Rubricó el evento el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, quien no se apartó del guion y dijo que la actualidad llama a las fuerzas políticas a trabajar en unidad.

En la nueva Constitución,  hizo notar, las divergencias se transformaron en acuerdos.

 

La disposición

La llamada telefónica de una hora entre Enrique Peña y Donald Trump sigue dando de qué hablar.

Es así porque el nuevo presidente de Estados Unidos juega sucio. Está en su naturaleza.

Ayer dijo que el presidente mexicano está “muy dispuesto” a aceptar ayuda en la lucha contra los cárteles de la droga.

En el contexto su afirmación desliza la posibilidad de que soldados norteamericanos pongan sus botas en territorio de México.

Nuestro país necesita y merece más ayuda pero no esa, otra.

Con Trump se confirma lo que ha sido un secreto a voces: Estados Unidos no combate el narcotráfico, lo usa para conseguir objetivos políticos. Más claro,  imposible.

pepegrillocronica@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios