Mundo

Corte de Apelaciones programa para hoy audiencia sobre el veto migratorio

El gobierno de Estados Unidos defendió ayer que el decreto migratorio aprobado por Donald Trump, que veta temporalmente la entrada en el país de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, fue un “ejercicio legítimo” de la autoridad del presidente y que su bloqueo por los tribunales “menoscaba la seguridad nacional”.

Éstos son los dos argumentos básicos en torno a los que giran las alegaciones presentadas por el Departamento de Justicia ante la Corte Novena de Apelaciones, en San Francisco, que ha convocado una vista oral para hoy, que tendrá lugar por vía telefónica y durará cerca de una hora.

El caso ha acabado en esta Corte después de que un juez federal de Seattle, James Robart, lo dejara en suspenso como medida cautelar a raíz de la denuncia presentada por los estados de Washington y Minnesota. El Gobierno de Trump lo recurrió este fin de semana sin éxito y ayer tenía una última oportunidad de presentar nuevos argumentos, como también lo hicieron los estados, que aseguran que restaurar el veto migratorio de Trump “desataría de nuevo el caos”.

La audiencia estará presidida por un panel de tres jueces: William Canby, nominado por el ex presidente demócrata Jimmy Carter; Richard Clifton, nominado por el republicano George W. Bush; y Michelle Taryn Friedland, nominada por el demócrata Barack Obama.

Si la Corte de Apelaciones vuelve a rechazar la petición del Gobierno, como ya ocurrió la semana pasada, la batalla legal pasa a la Corte Suprema, donde hay cuatro jueces conservadores y cuatro progresistas.

Imprimir